10 de septiembre de 2014

Los yihadistas de ISIS

El nacimiento de un grupo al que ya teme Al Qaeda

Muerte. Una de las imágenes subidas a Twitter por los insurgentes del Estado Islámico de Irak y Levante. /EFELa guerra en Siria y la lucha por el poder entre sunitas y chiitas en Irak convirtieron a la milicia en organización terrorista. ISIS tiene su origen en Irak. El grupo surgió de una tropa yihadista fundada en 2003 tras la llegada del Ejército estadounidense. Su líder, Abu Bakr al Bagdadi, es un fantasma. Apenas hay fotos de él, pero tiene varios nombres. Estados Unidos ya puso precio a su cabeza: 10 millones de dólares. La revista 'Time' le ha considerado el hombre más peligroso del mundo y le llama el nuevo 'Bin Laden'.

Hay entre 7.000 y 8.000 combatientes de ISIS en Irak y otros 5.000 en Siria. Entre ellos hay numerosos extranjeros de Chechenia, Afganistán o también Europa y Estados Unidos. Implantar la sharia en todo el territorio sirio e iraquí es el objetivo del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), el grupo islamista que controla ya  gran parte del país. Y poco a poco,  sin apenas resistencia, los yihadistas lo están consiguiendo. El avance sobre Mosul se suma a las ciudades que ya capturaron a comienzos de 2014 y amplias zonas de la provincia de Ambar. Once años despues de la llegada de las tropas estadouniden están un paso más cerca de conseguirlo.

SIS anunció la creación de un califato en las áreas que controla e hizo un llamamiento a los grupos yihadistas para que le juren lealtad. Una forma de gobierno arcaica en pleno siglo XXI que amenaza la seguridad global. El Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), que desde ahora se hace llamar Estado Islámico (IS), instó también a todos los musulmanes a jurar lealtad a su jefe, proclamado califa, lo que representa un amenaza para el papel de Al Qaida en la causa yihadista mundial. Los rebeldes sirios rechazaron la proclamación, por parte de los yihadistas del "Estado islámico" (EI), de un califato repartido entre Siria e Irak.


Los rebeldes sirios renuncian al califato, así que pueden ser el enemigo

"Consideramos el anuncio" por el EI de la proclamación de un califato como nulo y sin fundamento, legal y lógicamente", declararon las principales facciones de la rebelión siria en un comunicado.
EL domingo, el Estado Islámico en Irak y Levante (EIIL) --que se hace llamar ahora "el Estado Islámico (EI)- proclamó la creación de un "califato" en una zona que va de Alepo, en el norte de Siria, a Diyala, en el este de Irak.

Poco se sabe sobre Abu Bakr al Baghdadi, el líder del grupo extremista Estado Islámico de Irak y Siria (Isis), que tomó el martes el control de Mosul, la segunda ciudad iraquí y avanza rápidamente hacia la capital, Bagdad. Baghdadi protagoniza la portada de la revista Time que le califica como “el hombre más peligroso del mundo”. Para Le Monde, “es el nuevo Bin Laden.

¿Cómo es el líder del grupo yihadista que siembra el terror allí por dónde pasa? ¿Quién da las órdenes a este grupo conocido por decapitar, crucificar y matar a quienes no piensan igual? Su nombre de guerra, Abu Bakr al Baghdadi,  hace referencia al primer califa Abu Bakr fue el primer califa y el sucesor de Mahoma y Al Baghdadi es por la capital iraquí.

De su aspecto físico, solo hay dos imágenes, muy diferentes entre sí, pero que cuenta con el certificado del FBI. No en vano, a diferencia de otros líderes yihadista, Baghdadi no aparecen en vídeos y cuando se dirige a sus hombres, lo hace con el rostro cubierto, recoge BBC, de ahí que le conozcan como el “jeque invisible”.

Lo que se sabe de él es a través de los foros yihadistas, según The Guardian.  Dicen que su nombre es Ibrahim Awwad Ibrahim Ali al Badri y nacido en 1971 en Samatra. Estudió en la Universidad Islámica de Bagdad y empezó a interesarse por la yihad tras la ocupación estadounidense de Irak. No obstante, el diario británico señala que otras versiones sobre cuándo se inició en  grupos armados. Al parecer, otra versiones aseguran que durante la época de Sadam Hussein ya era combatiente y otras que se radicalizó durante su detención en los campamentos de Bucca.

De ISIS son conocidas las atrocidades a las que someten a la población. Bajo el gobierno de ISIS en Raqqa llegan  historias brutales que incluyen crucifixiones públicas, decapitaciones, prohibiciones como fumar o escuchar música. Un infierno sobre la tierra. Tal es la dureza de las agresiones contra la población que otro líder de Al Qaeda, Abu Musab al-Zarqawi, le recriminó la excesiva violencia usada por sus combatientes.
Antes de estar al frente de ISIS, , pronunció  discursos en mezquitas, ocupó un asiento en el Consejo de la Sura y otros organismos doctrinales y judiciales de Al Qaeda y ejerció como “filósofo yihadisa”, según los analistas. 

En abril de 2010, Abu Bakr al Baghdadi tomó las riendas del Estado Islámico de Irak y  en abril de 2013 sumó el nombre de Siria a su organización. Y se hizo fuerte. Domina las provincia de Deir ez Zor y Raqqa y tiene presencia en las regiones de Latakia, Alepo, Idlib, Hama y Damasco. En Siria, se enfrentó  al Frente al Nusra lo que hizo que Al Zawahiri regañe públicamente a ISIS y le exigiese la salida de Siria. No obstante, no hizo ni caso y desde principios de mes se enfrenta a al Nusra.

Además del aspecto ideológico, el ISIS ha demostrado un gran control táctica en sus asaltos y se ha erguido como el grupo que más combatientes extranjeros atrae.  Según, el profesor Peter Neumann del King College, el 80 por ciento de los yihadistas occidentales combaten en sus filas. El grupo de Inteligencia Soufa, cifra en 12.000 sus combatienes de los 3.000 son extranjeros.   Sus éxitos en fuera y dentro del campo de batalla hacen que se pueda hablar del nuevo Bin Laden cuyo objetivo es someter a todo el mundo al yugo de la sharia.