30 de octubre de 2011

El cielo y la tierra son los testigos

Autor: Bernardo Gorgun, Honduras

Necia humanidad. Siempre en contra de la sabiduría que emana de la Torá. Y no sólo por los hijos de Israel que vieron las maravillas que se concadenaron desde la salida de Egipto, y aún así dudaron y reclamaron que su futuro era incierto, cuando tenían en su presencia las plagas que se usaron para ablandar al Faraón, y cuando salieron fueron testigos de que se abrió el Mar Muerto y cuando subieron al Monte Sinaí bajó Moisés a los cuarenta días con los mandatos de Dios; que cuando reclamaron que tenían hambre el Santo, Bendito El, les mandó maná, y cuando dijeron que querían comer carne les mandó aves; cuando fueron atacados por los amalequitas y sin estar preparados para el combate salieron victoriosos y etc.…
Y es que los humanos no aprendemos nunca a pesar de la dureza del castigo, y por eso en esta parashá Dios hace una demostración de la mayor desconfianza a los seres que son de su creación y dice poner de testigos contra todos nosotros a los únicos que estarán por siempre, y ellos son el Cielo y la Tierra.
La historia se repite y el pueblo de Israel sale a la diáspora donde no conoce el reposo, y de una u otra forma regresamos a ser extranjeros, y no hay forma de congraciarse con los habitantes donde la diáspora obliga estar, hasta que sale el monstruo de la cruz gamada queriendo arrasar con todo Israel con más dureza que la que al mismo Faraón se le hubiera imaginado, a él y sus concejeros: las cámaras de gas, los camiones con cámaras de muerte portátiles, con experimentos en seres vivos en los campos de concentración y todo esto, además de los fusilamientos a domicilio en todo lugar que escuchaban un murmullo de judaísmo con la estrecha colaboración

de los lugareños que habían sido invadidos y vejados por esos que portaban en su bandera una cruz gamada y marchaban a paso de ganso para demostrar su soberbia y poderío.
Muchos millones de personas murieron porque los invasores no querían oposición, o en el fragor del combate y los bombardeos aéreos durante esa guerra; ahí salieron a luz todo tipo de armas para matar más gente con menos disparos en la menor cantidad de tiempo.
Cuando los aliados logran la victoria en esa cruenta guerra se dieron cuenta que millones murieron sólo por tener al menos una mínima relación con el judaísmo.
Hubo seres humanos valientes que no se deben olvidar y que durante ese tiempo difícil se jugaron su vida y la vida de su familia sólo por salvar de la muerte segura a un judío que tenían escondido en un entretecho o un sótano.
Y todo eso que paso fue filmado por los mismos criminales y por los aliados cuando hacen su ingreso a los campos de concentración y bien dijo en su momento el general Dwight David Eisenhower que se debía filmar todo lo posible porque no estaría lejano el momento en que algún desquiciado ponga en duda que esto ocurrió.
Los humanos seguimos siendo testigos de las maravillas que pone ante nuestros sentidos el Bendito Sea, Creador del Universo, y las vemos y en su momento decimos ““qué grandioso milagro que sucedió””, pero al pasar del tiempo pasa al olvido y hay quien duda que sucedió.
Poner de testigo al Cielo y la Tierra ante la humanidad significa que Dios sabe que los seres humanos no somos leales para atestiguar las verdades tal como son y les damos vuelta a nuestra simple conveniencia pero el Cielo y la Tierra ahí estarán siempre y nos lo tirarán en la cara cuando de nuestra boca salga mentira.

El Arca de Noé estaría en el Monte Ararat de Turquía

 

En la parte más elevada del Monte Ararat, en la zona oriental de Turquía, existe una gran “anomalía”, que podría ser el Arca de Noé, de acuerdo a las investigaciones que Porcher Taylor ha venido realizando con imágenes satelitales desde hace 13 años.
Leonard David, de la revista Space, da cuenta de estos estudios. La mencionada anomalía se encuentra a 4.663 metros de altura, en la zona noreste del Monte Ararat y está cubierta por hielo glacial. El tamaño de la formación, de acuerdo a las imágenes del satélite de 309 metros, equivaldría a los 300 por 50 “cúbitos” que medía el Arca de Noé, como explica el Génesis.
En esta investigación están incluidas imágenes tomadas por la unidad aérea GeoEye's Ikonos del satélite QuickBird, el Radarsat 1 de Canadá, y otras imágenes tomadas por varias Agencias de Inteligencia de Estados Unidos. “No tenía ninguna idea preconcebida cuando comencé esto en 1993 en cuanto a lo que buscaba”, señaló Taylor.
“Considero que si los restos son algo náutico hecho por el hombre, entonces potencialmente podría ser algo de proporciones bíblicas”, remarcó. “Además, ya tenemos tres nuevas unidades aéreas que van a tomar más imágenes. Estoy utilizando todo lo que tengo para, con suerte, observar mejor la zona del Ararat en cuestión”, informó.
Por su parte, el analista de imágenes satelitales Rod Franz ha investigado la imagen obtenida en donde ha podido determinar distintas distancias y escalas de la anomalía. “También intenté determinar si se podía observar algo debajo del hielo y la nieve”, comentó.
Franz pudo determinar que el frente de la anomalía mide 309 metros. “Pude asimismo darle forma y me di cuenta de que encaja en un círculo. No estoy seguro de lo que esto signifique, si significa algo, pero lo encuentro muy curioso”.
Dada la distancia, Taylor precisó que la anomalía supera largamente al Titanic y al Bismarck en tamaño e iguala el tamaño de los más grandes portaviones actuales.
Por ahora, estas “excavaciones” arqueológicas desde el espacio reemplazarán a una expedición en el campo, como en el caso de las ruinas mayas descubiertas hace poco por la NASA utilizando la misma técnica.
“Para los exploradores, las imágenes obtenidas por GeoEye junto con la información que proporciona el sistema de Global Positioning System (GPS) se ha convertido en el agua y la comida congelada de cualquier expedición. Uno no quiere salir de casa sin ellas”, afirma Mark Brender, vicepresidente de comunicaciones y marketing de GeoEye.
Para los investigadores, las imágenes tomadas desde el espacio proporcionadas por GeoEye permiten tener lo más avanzado, así como una vista que no se podría obtener desde el suelo y ni siquiera utilizando aviones para la observación. Para Brender, estas imágenes son “el suero visual de la verdad”.

Expedición al sitio
Más recientemente se conoció la información acerca de los resultados de una

expedición de arqueólogos al Monte Ararat.
Medios de información recogieron las declaraciones de los científicos: “No es seguro al cien por cien, pero sí al 99%: hemos encontrado el Arca de Noé”. Así se expresa el documentalista chino Yung Wing-Cheung, integrante del grupo arqueológico turco-chino que acaba de proclamar a los cuatro vientos el hallazgo de esta reliquia bíblica en el Monte Ararat, en la frontera entre Turquía e Irán. Pero, ¿será de verdad el Arca de Noé? No es la primera vez que grupos de buscadores reclaman este gran descubrimiento. Hasta ahora, o bien han resultado ser falsificadores, o no han podido aportar ninguna prueba concreta. La verdad es que el hallazgo va a dar mucho de sí.
El Monte Ararat, tal y como es denominado en la Biblia -los turcos lo llaman “La Gran Montaña del Dolor”- es un macizo de más de 5.000 metros de altitud, muy cerca de la llamada “cuádruple frontera” entre Turquía, Irán, Armenia y el enclave de Najichevan, que es territorio de Azerbeiyán. La historia bíblica dice que, tras el Diluvio Universal, el Arca en la que Noé había conservado un macho y una hembra de cada especie animal, fue a posarse en la loma de esta montaña.
Ararat es por ello el símbolo nacional del pueblo armenio, que denomina a su propio país Hayastan, “la tierra de los hijos de Hayk”, uno de los hijos de Noé. Sin embargo, tras el establecimiento de la frontera de Turquía con la Armenia soviética en 1921, el Ararat quedo en el lado turco. En los días claros, puede divisarse desde Ereván, y aparece en múltiples postales y representaciones pictóricas. Pero el antagonismo entre Turquía y Armenia hace que sean muy pocos los armenios que han pisado su falda.
Dada la importancia del Arca de Noé como reliquia, no son pocas las expediciones arqueológicas -más o menos serias- que se han ocupado de su búsqueda. A esto hay que añadir el frío extremo que agrieta las carreteras e impide los ascensos en la época de nieve, que se prolonga durante casi todo el año. “Aquí tenemos nueve meses de invierno”, comentan los habitantes de la zona.
Esta nueva expedición asegura que las pruebas del carbono 14 indican que los restos tienen una antigüedad de 4.800 años, lo que ha despertado no solamente escepticismo entre la comunidad científica sino que, también, bastante guasa: esta es la fecha aproximada en la que, según la Biblia -pero no según la mayoría de los geólogos- habría tenido lugar el Diluvio Universal, una idea defendida por algunos movimientos evangelistas que pretenden demostrar la literalidad de los textos bíblicos.
Otro de los elementos sospechosos a considerar es la presencia de evangelistas turcos en el grupo. Para los musulmanes de Turquía, el Arca de Noé no se posó en la cumbre del Monte Ararat, sino en el Cizre, mucho más al sur.

24 de octubre de 2011

El judío que supo de las intimidades nazis

 

Mario Cacciottolo

BBC

 

Hermann Goering

Hermann Goering se consideraba el prisionero estrella de Nuremberg.

Un judío alemán que se convirtió en traductor del ejército estadounidense es el último sobreviviente de un equipo que realizó exámenes psicológicos a importantes nazis después de la guerra. Él explica que aprendieron muy poco, pero obtuvieron un conocimiento único de sus personalidades.

"Si retiras los nombres de estos nazis, y sólo te sientas y hablas con ellos, eran como tus amigos y vecinos".

Howard Triest, de 88 años de edad, pasó muchas horas con algunos de los líderes más notorios del Tercer Reich, cuando trabajó como traductor de los psiquiatras estadounidenses en Nuremberg.

Era septiembre de 1945, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa, y los más altos cargos de los nazis que seguían vivos iban a ser juzgados por crímenes de guerra.

"Había visto a esta gente en sus tiempos de gloria, cuando los nazis eran los dueños del mundo", cuenta. "Estos dirigentes habían matado a la mayoría de mi familia, pero ahora yo estaba en control".

Entre ellos estaban el jefe de Luftwaffe, la fuerza aérea alemana, Hermann Goering, el segundo de Hitler, Rudolf Hess, el propagandista nazi Julius Streicher y el ex comandante de Auschwitz Rudolf Hoess, entre otros.

"Es una sensación muy extraña, estar sentado en una celda con el hombre que sabes mató a tus padres", dice refiriéndose a Hoess.

"Lo tratamos con cortesía, mantuve mi odio bajo control cuando estaba trabajando allí. No podías dejar ver cómo te sentías realmente porque no sacarías nada de sus interrogatorios. Pero nunca le di la mano a ninguno de ellos".

Escapando de los nazis

Howard Triest

Howard Triest era técnicamente alemán cuando se unió al ejército de EE.UU.

Howard Triest nació en una familia judía en Munich, 1923, y ya era un adolescente cuando se intensificó la persecución nazi.

Su familia partió a Luxemburgo el 31 de agosto de 1939, el día antes que Alemania invadió Polonia, con la intención de seguir su viaje a Estados Unidos. Pero la falta de dinero les impidió realizar el viaje juntos.

Así que él salió antes, en abril de 1940, sus padres y hermana menor lo seguirían un mes más tarde.

Para sus padres, ese retraso resultó fatal. Su madre Ly, que entonces tenía 43 años de edad, y Berthold, de 56 años, fueron enviados más tarde de Francia a Auschwitz, donde murieron.

Su hermana Margot fue contrabandeada hacia Suiza y de allí a Estados Unidos, donde todavía vive, como su hermano.

El intento de Howard de alistarse en el ejército de Estados Unidos fue frustrado en un principio porque no contaba con la nacionalidad de ese país, pero más tarde, en 1943, lo logró. Lo habían hecho ciudadano estadounidense.

Fue destinado a Europa. Aterrizó en Omaha Beach, uno o dos días después del Día D, y empezó a trabajar para la inteligencia militar, gracias a que hablaba alemán fluido, una destreza que se hacía más valiosa en la medida que los Aliados se adentraban en el continente hacia Berlín.

En el verano de 1945 fue dado de baja, pero inmediatamente después empezó a trabajar para el Departamento de Guerra de EE.UU. como civil, y fue enviado a Nuremberg para asistir al mayor Leon Goldensoh con sus evaluaciones psiquiátricas de los defendidos que esperaban un juicio.

Fue así como un hombre judío, que se había escapado de las garras de los nazis, llegó a pasar horas en su compañía, sentado con ellos en sus celdas, traduciendo las preguntas de los psiquiatras y sus respuestas.

El mayor Goldensohn estaba llevando a cabo diagnósticos con pruebas como las Rorschach, en un intento por entender las personalidades y motivaciones de los prisioneros.

Las memorias de Triest de esta experiencia fueron recogidas en un libro "Adentro de la prisión de Nuremberg", por la historiadora Helen Fry, que contiene bosquejos vívidos de estos personajes.

Hess, el zombi

"Goering seguía siendo un hombre pedante", recuerda Triest.

"Era el actor eterno, el hombre que estaba a cargo. Se consideraba a sí mismo como el prisionero número uno, porque Hitler y Himmler ya estaban muertos. Siempre quería la silla número uno en el tribunal".

"Llegó a Nuremberg con ocho maletas, la mayoría llenas de drogas, pues era adicto, y le sorprendió que lo trataran como un prisionero y no como una personalidad famosa".

Triest también tuvo contacto con Rudolf Hess, quien había sido el diputado de Hitler hasta que se escapó a Escocia, en mayo de 1941, donde fue capturado.

Recuerda que Hess era "como un zombi".

"Hess pensaba que lo perseguían, incluso cuando estaba retenido en Inglaterra. Hizo paquetes de muestra de comida y nos daba algunos a mí y a los psiquiatras. Pedía que los analizáramos, pues pensaba que lo estaban envenenando".

"Era un prisionero callado, que respondió algunas preguntas pero no entró en detalles. Nadie sabía cuánto había de actuación y cuánto era real, cuanto realmente podía recordar".

Odio oculto

Dentro de sus obligaciones, Triest también estuvo cara a cara con Rudolf Hoess, fue de los encuentros más intensos por la muerte de sus padres en Auschwitz, cuando el campo de concentración estaba bajo el control de Hoess.

Juicios en Nuremberg

Los nazis más prominentes que quedaron vivos tras la Segunda Guerra Mundial fueron juzgados en Nuremberg.

"Tanto Goldensohn como yo estuvimos con él muchas veces. Algunas veces yo estaba a solas con él en su celda", explica Triest.

"La gente me solía decir: 'puedes vengarte, puedes llevarte un cuchillo a su celda'. Pero la venganza estaba en que yo sabía que estaba tras las rejas y que sería colgado. Así que sabía que iba a morir de todas formas. Matarlo no me hubiera hecho ningún bien".

Triest describe a Hoess como alguien "muy normal. No parecía alguien que había matado a dos o tres millones de personas".

Un incidente extraordinario ocurrió con Julius Streicher, cuyo periódico Der Stuermer alimentó mucho la histeria antisemita entre los alemanes.

"Era el más grande antisemita. Lo entrevisté con otro psiquiatra, el mayor Douglas Kelley. Streicher tenía unos papeles que no le quería dar a Kelley, o a ninguna persona, porque decía que no quería que cayeran en manos judías".

"Finalmente me los dio. Yo era alto, rubio y de ojos azules. Él dijo 'se los daré al traductor porque sé que es un verdadero ario. Lo sé por la forma en que habla".

"Streicher habló conmigo durante horas por que creía que yo era un 'verdadero ario'. Saqué mucho más de él de esa forma".

De hecho, ninguno de los nazis para los que tradujo Triest supieron que era judío.

¿Lección aprendida?

Howard Triest

Howard Triest espera que nunca se olvide la historia del Holocausto.

Triest explica que, a pesar de los mejores esfuerzos de los psiquiatras, no se consiguió sacar mucho sobre la psicología de la mentalidad nazi.

"¿Aprendimos algo de estas pruebas psiquiátricas? No. No encontramos nada anormal, nada que indicara algo que los hizo los asesinos que fueron".

"De hecho, eran bastante normales. La maldad y la crueldad extrema pueden ir con la normalidad. Ninguno mostró remordimiento".

"Dijeron que sabían que habían campamentos, pero no tenían conocimiento de la aniquilación de gente".

"Es una lástima que no pasaron por lo mismo que sus víctimas, que Hoess no haya sufrido en un campo de concentración de la misma forma que sus prisioneros".

Triest espera que nunca se olvide la historia del Holocausto.

"Pero mira al mundo ahora. ¿Es más tranquilo? Algunas de las víctimas han cambiado, pero todavía las hay en todo el mundo".

Antes de terminar la entrevista, Triest cuenta otra anécdota sobre el prisionero número uno de Nuremberg.

"Una vez Goering dijo que si alguna bomba era lanzada en Berlín, comería arenque. Bueno, yo estaba a cargo de censurar su correo y una vez alguien le mandó arenque".

Howard se ríe suavemente. "Lo boté. Olía un poco".

BBC

11 de octubre de 2011

El legendario "mercader de la muerte", a juicio

Redacción

BBC Mundo

 

Viktor Bout

Bout fue extraditado de Tailandia a EE.UU. el año pasado.

Tan notorias son las hazañas de Viktor Bout que inspiró una película de Hollywood y se ganó el apodo del "mercader de la muerte".

Sin embargo, el ruso -antiguo miembro de la fuerza aérea soviética- afirma que no es más que un empresario dueño de un negocio de transporte internacional legítimo, acusado injustamente de tratar de armar a los rebeldes de América del Sur y víctima de las maquinaciones políticas de Estados Unidos.

 

Las autoridades de Tailandia lo extraditaron a Estados Unidos en noviembre pasado, y un tribunal estadounidense empezará este martes un juicio que busca establecer cuál es la verdad.

Bout comenzó su carrera en el transporte aéreo en la década de 1990, después de la caída de la Unión Soviética.

De acuerdo con un libro de 2007 –"Mercader de la Muerte", escrito por los expertos en seguridad Douglas Farah y Stephen Braun - Bout armó su negocio usando aviones militares que habían quedado en desuso en los campos de aviación soviéticos en la década de 1990.

Diamantes, armas y militantes

Los robustos Antonovs e Ilyushins estaban a la venta junto con sus tripulaciones, y eran perfectos para llevar mercadería a las defectuosas pistas de aterrizaje de países en guerra de todo el mundo.

EL JUICIO
  • Hoy la jueza Shira Scheindlin y los abogados de ambas partes seleccionará de entre 80 personas los 12 miembros del jurado para el juicio.
  • En una medida inusual, Scheindlin dijo que hará que los jurados firmen una declaración garantizando que se abstendrán de leer sobre el acusado en internet o en cualquier otro lugar.
  • La seguridad será estricta para el juicio, que podría durar hasta tres semanas.

Bout, de 44 años, nació en Tayikistán, entonces bajo la órbita soviética, y se cree que, usando varias empresas de fachada, comenzó a desviar armas hacia países africanos devastados por la guerra.

La ONU lo considera un socio del expresidente liberiano Charles Taylor, que está siendo juzgado por crímenes de guerra.

"[Bout es un] hombre de negocios, comerciante y transportista de armas y minerales que apoyó al régimen del expresidente Taylor en un intento de desestabilizar Sierra Leona y obtener acceso ilícito a diamantes", dicen los informes de la ONU.

Algunos medios de comunicación en Medio Oriente afirman que fue traficante de armas para al Qaeda y los talibanes.

También está acusado de haber armado a ambos bandos en la guerra civil de Angola y suministrarles armas a los señores de la guerra y los gobiernos de la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Sudán y Libia.

A la fuga

"El mercader de la muerte"

Viktor Bout

  • Acusado de suministrar armas a conflictos de África y Medio Oriente y de intentarlo con la guerrilla colombiana.
  • Se cree que dispone de profundos conocimientos del mundo militar ruso y de las operaciones de inteligencia de ese país. Según corresponsales, la diplomacia rusa teme las revelaciones que pueda hacer en el juicio.
  • Se le acusa haber suministrado armas a diferentes grupos en Angola, Liberia y la República Democrática del Congo.
  • También se cree que usó su red para pasar armas a principios de los '90 a Afganistán y Bosnia.

En una entrevista con el Canal 4 de Reino Unido el año pasado, Bout negó rotundamente haber tratado con al Qaeda o los talibanes.

Pero sí admitió haber llevado armas por aire a Afganistán en la década de 1990, aunque dijo que eran para los comandantes que luchaban contra el Talibán.

También dice que le ayudó al gobierno francés a llevar víveres a Ruanda después del genocidio y que transportó a cascos azules de la ONU.

Pero las fuerzas del orden lo han perseguido durante toda la década del 2000.

Tuvo que abandonar su casa en Bélgica en 2002 luego de que las autoridades emitieran una orden de arresto.

Se cree que viajó con varios seudónimos y que pasó por países como los Emiratos Árabes Unidos y Sudáfrica, antes de reaparecer en Rusia en 2003.

Nicolas Cage

Nicolas Cage interpretó a un personaje inspirado en Bout en "El señor de la Guerra".

Ese mismo año, el entonces alto funcionario del ministerio de Relaciones Exteriores británico, Peter Hain, acuñó el apodo de "mercader de la muerte".

Después de leer un informe de 2003 acerca de él, Hain dijo: "Bout es el mayor mercader de la muerte y el principal vehículo de aviones y rutas de armas desde Europa del Este, principalmente Bulgaria, Moldavia y Ucrania, a Liberia y Angola.

"La ONU lo denunció como el centro de una telaraña de traficantes de armas, corredores de diamantes y otras actividades que financian guerras", agregó.

Clases de tango

EE.UU. tomó medidas contra Bout a lo largo de la década de 2000, como congelar sus activos en 2006, pero no había ninguna ley por la que pudiera ser procesado en ese país.

Por eso, los agentes del FBI esperaron hasta 2008, cuando se hicieron pasar por compradores de armas para la guerrilla colombiana de las FARC y lograron encontrarse con Bout en Tailandia a través de un exsocio suyo.

En una habitación de hotel en Bangkok, Bout y los agentes de EE.UU. supuestamente hablaron de enviar armas a Colombia, y durante sus conversaciones los agentes encubiertos dijeron que las usarían para matar estadounidenses. Al parecer, el ruso les dijo que los estadounidenses también eran sus enemigos.

Poco después, las autoridades tailandesas lo arrestaron y ahí comenzó un largo proceso judicial que acabó más de dos años después con su extradición a EE.UU.

Bout dijo que el caso está motivado políticamente y su esposa ha sido citada diciendo que su única conexión con Colombia fue haber tomado clases de tango.

Las autoridades rusas lo han apoyado en todo, y el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, prometió luchar para asegurar su regreso a Rusia y calificó la decisión del tribunal tailandés como "injusta y política".

En la película "El señor de la guerra", de 2005, inspirada en la vida de Bout, el antihéroe finalmente escapa. Sólo el tiempo dirá si este será el destino que correrá el personaje real.

10 de octubre de 2011

El "proyecto dios" de MIT

 

Karen Weintraub

Para la BBC

 

 

Angela Belcher

Angela Belcher se pregunta cómo se le da vida a lo que no la tiene.

Si la profesora Angela Belcher del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) está en lo cierto, el futuro de las manufacturas podría recaer sobre los organismos diminutos.

Aunque probablemente ella ya haya contado esta historia miles de veces, Belcher todavía habla con reverencia sobre la concha que sostiene en su mano.

El humilde abulón, una especie de caracol marino de California que bien podría acabar en la cena de alguien, toma calcio y carbono del agua del mar y los transforma en un caparazón protector y resistente. Rugoso y sucio por un lado y reluciente y suave por el otro, esta armadura es 3.000 veces más dura que su equivalente químico, la tiza.

Las conchas de abulón han inspirado el trabajo de Belcher durante más de 20 años y la han llevado a la cima de la ciencia.

Su trabajo podría tener implicaciones para el futuro de la industria, la energía verde, la medicina y ciencia. Y esto es sólo el comienzo.

Entre lo vivo y lo inerte

La obra de Belcher enlaza el mundo inanimado de compuestos químicos simples con las proteínas producidas por los seres vivos en una conjunción de lo vivo y lo inerte.

Abulón

La concha que llevó a Belcher a explorar lo que se anticipa será el futuro.

La motiva, según dice, una sencilla pregunta: ¿cómo se le da vida a los objetos que no la tienen?

Del mismo modo que el abulón toma sus materiales del agua y luego los utiliza como si fueran ladrillos en un muro, Belcher usa los elementos químicos básicos del mundo natural: carbono, calcio, silicio, zinc. Después los mezcla con virus simples e inofensivos cuyos genes fueron reprogramados para promover variaciones al azar.

Los nuevos materiales resultantes podrían ayudar a resolver algunos de nuestros problemas más acuciantes.

"Lo que me mueve es intentar resolver problemas importantes", explica Belcher. "Busco ese tipo de cuestiones: energía, salud, agua".

"Resolver problemas importantes"

En este sentido, sus investigaciones ya han producido células solares eficientes y baterías poderosas, que ella espera que algún día puedan alimentar a su auto.

Laboratorio

Belcher intenta acelerar los procesos evolutivos en el laboratorio.

También creó una forma más ecológica y barata de producir plástico y un método que potencialmente ayudaría a inspeccionar de un modo más profundo tumores ocultos en el pecho y en el abdomen. Y este verano, su laboratorio inició un proyecto de purificación de agua.

Belcher está lejos de ser la única científica que intenta solucionar problemas importantes con ayuda de la naturaleza. Ya existen pegamentos basados en los pies de las salamandras, robots que imitan a insectos y muchos otros ejemplos.

Lo distintivo del trabajo de esta investigadora, dicen sus compañeros, reside en su uso de la biología para sintetizar nuevas sustancias para una gran variedad de usos con el fin de desarrollar un método completamente novedoso de producir materiales.

"Sus métodos de dirigir y ensamblar los materiales creo que son únicos", afirma Yet-Ming Chiang, un profesor del MIT que colabora con Belcher en su investigación sobre baterías.

"Dentro de 50 años consideraremos a la biología una parte importante en la fabricación de herramientas. Miraremos atrás y pensaremos que eso es uno de los grandes desarrollos del siglo".

Proceso evolutivo acelerado

"Dentro de 50 años consideraremos a la biología una parte importante en la fabricación de herramientas. Miraremos atrás y pensaremos que eso es uno de los grandes desarrollos del siglo "

Yet-Ming Chiang, profesor del MIT

La naturaleza hizo un trabajo maravilloso creando materiales que se alimentan y se generan con sustancias abundantes y no tóxicas. Pero le llevó mucho tiempo llegar a ser buena en esto.

La enorme explosión de biodiversidad empezó hace 500 millones de años, en el periodo Cambriano, y tardó 50 millones de años en desarrollarse.

Belcher bromea sobre esto y apunta que es difícil convencer a los financiadores y a los estudiantes que se comprometan con un proyecto de 50 millones de años.

La estudiosa puede ser una persona divertida, sobre todo en sus discursos, aunque hay que estar muy atento a lo que dice para darse cuenta de que está haciendo un chiste.

No avisa que está bromeando y ni siquiera hace una mueca con una leve sonrisa. En realidad, sus bromas son tan sutiles que parece que las hace para comprobar que la están escuchando.

Una de las cosas de las que más le gusta hablar en sus conferencias es de las tablas periódicas de los elementos, como las que regala cada año a los recién llegados al MIT.

"Bienvenidos al MIT. Ahora ya están en su elemento", proclama.

Los secretos de la tabla periódica

El año pasado le dio una al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuando visitó su laboratorio. "Me prometió mirarla periódicamente", dice.

Bateria

Entre otras cosas, el laboratorio de Belcher ya produjo baterías siguiendo su teoría.

La tabla periódica es más que un elemento de atrezo para la profesora Belcher. También es su musa. Los genes del abulón codifican proteínas que extraen calcio y carbono del mar. Las diatomeas, una clase de fitoplancton, hacen lo mismo con el silicio para construir sus "casas" de vidrio.

En estos momentos, Belcher está en el proceso de juntar virus con diferentes elementos de la tabla periódica para ver qué resultados obtiene.

En lugar de esperar 50 millones de años, la científica está llevando a cabo 1.000 millones de experimentos simultáneos para acelerar el proceso evolutivo. Comienza con 1.000 millones de virus, inocuos para todo excepto para las bacterias, que han sido genéticamente alterados para que cada uno de ellos cree proteínas ligeramente diferentes.

Los virus son luego mezclados con los elementos que Belcher eligue de la tabla periódica y, de los miles de millones de proteínas distintas que generan, cerca de 100 se enlazarán con los elementos de la manera en que ella desea. Pruebas posteriores reducen ese número a un puñado con capacidades prometedoras.

De la naturaleza a la naturaleza

"Hay en esto una especie de justicia poética en la manera que estamos utilizando las técnicas de la naturaleza para salvaguardar mejor los recursos que la naturaleza nos otorga"

Alex Tkachenko, presidente de Siluria Technologies

Los virus son las fábricas que producen los materiales –sus genes están programados para enlazar lo orgánico y lo inorgánico- pero no están presentes en el producto final, de modo que no hay ningún riesgo posible de que se dispersen por todas partes, apunta la profesora Belcher.

Ya se encontraron varios candidatos que pueden unir el metano y el oxígeno para producir etileno, un componente de plásticos, fertilizantes y neumáticos. Esta forma de producir etileno puede hacerse a temperatura ambiente, utilizando gas natural, que contamina poco y es abundante. La producción actual del etileno necesita grandes cantidades de energía procedente de combustibles fósiles altamente contaminantes.

"Hay en esto una especie de justicia poética en la manera que estamos utilizando las técnicas de la naturaleza para salvaguardar mejor los recursos que la naturaleza nos otorga", indica Alex Tkachenko, presidente de Siluria Technologies, una empresa pionera de San Francisco que Belcher encontró para que comercialice el proceso.

"La tecnología de Angie es literalmente como el 'proyecto dios'", dice Tkachenko. "Puedes producir materiales de la misma manera que lo hace la naturaleza, de modo que puedes rehacer el mundo entero a tu antojo".

6 de octubre de 2011

Murió Steve Jobs, el genio de Apple que popularizó la tecnología

Redacción

BBC Mundo

 

Adiós a Steve Jobs, el revolucionario de la tecnología

Steve Jobs falleció a los 56 años tras una larga batalla contra el cáncer de páncreas. De un repaso a su vida en este video de BBC Mundo.

 

Steve Jobs era Apple, la empresa que ayudó a fundar en 1976 y con la que creó algunos de los productos más admirados en el mundo tecnológico de los últimos años.

En un breve comunicado Apple dijo haber perdido a un "genio visionario y creativo".

"El mundo ha perdido a un increíble ser humano. Los que hemos tenido la fortuna suficiente de trabajar y conocer a Steve hemos perdido a un querido amigo y mentor inspirador. Steve deja tras de sí una compañía que sólo él pudo haber construido y su espíritu siempre será la base de Apple", termina el comunicado.

Tras su muerte a los 56 años de edad, se hace irresistible la tentación de mirar el pasado, aunque eso chocaría con las propias consignas de Jobs.

"Si miras hacia atrás en este negocio, serás aplastado. Tienes que mirar hacia delante", dijo en 2009 cuando se conmemoraban los 25 años de la creación de Macintosh, el primer computador comercial con ratón e interfaz gráfico.

"Apple es un reflejo de Steve y él no quiere celebrar el pasado. Él siempre dice que el trabajo importante es el que haces hoy y mañana, no el de ayer", esa reflexión la hizo en 2009, Andy Hertzfeld, uno de los expertos que formó parte del equipo que desarrolló el Mac.

Steve Jobs

Jobs y Apple se han mantenido arriba de la ola de la innovación tecnológica con el iPod, el iPhone y el iPad.

Jobs fue el jefe ejecutivo del gigante informático que en varias ocasiones llevó la batuta de la industria tecnológica.

Se le considera el arquitecto del éxito actual de la compañía que se basa fundamentalmente en productos como el iPod, el iPhone y el iPad.

 

 

Problemas de salud

Pero las novedades de Apple no fueron la única razón por la cual Jobs estuvo en la mira de los medios de comunicación.

Desde que fue diagnosticado con cáncer de páncreas, en 2004, su salud fue un tópico regular en la prensa.

"Si miras hacia atrás en este negocio, serás aplastado. Tienes que mirar hacia delante"

Steve Jobs

"Se le conocía por ser una persona bastante reservada. Se rehusó a responder los rumores que desencadenó su presentación en la World Wide Developers Conference, en 2008, cuando se le vio bastante demacrado", señaló Maggie Shiels, corresponsal de la BBC en Silicon Valley.

Pero los tuvo que enfrentar.

En enero de 2009, dijo en un memorando que sufría de un "desequilibrio hormonal".

Una semana después, reveló que sus problemas de salud eran más complicados de lo que pensaba.

"Con el objetivo de retirarme de la atención pública y dedicarme a mi salud... He decidido tomar un permiso médico hasta finales de junio", dijo Jobs en un correo electrónico dirigido a sus empleados.

Desde finales de 2008 y hasta mediados de 2009, Jobs se ausentó de Apple para someterse a un trasplante de hígado.

Finalmente, en agosto de este año se retiró definitivamente de la empresa y dejó en su lugar a Tim Cook.

El carismático líder, que nació en los huertos de albaricoque de la región actualmente conocida como Silicon Valley, se negaba a dejar la empresa a un lado.

Pese a sus ausencias, quería participar en la toma de las grandes decisiones de Apple.

 

Siempre presente

Se le criticó repetidamente por su temperamento y su estilo de liderazgo.

Comunicado

Breve comunicado de la empresa.

"Quienes han trabajado con él aseguran que suele ejercer una micro gerencia. Ningún producto podía lanzarse si él no supervisaba y aprobaba cada uno de los pasos del proceso de producción", dice el especialista en tecnología de BBC Mundo, David Cuen.

En la biografía de Jobs escrita en The Apple Museum (El Museo de Apple), el empresario es descrito como un adicto al trabajo, que motivaba a los demás con su entusiasmo, apasionado por la tecnología, arrogante e intolerante.

Expertos aseguran que Job fue un hombre muy respetado en Silicon Valley.

"En el mundo de los -nerd-, es como una estrella de rock y, junto a los fundadores de Google, es una especie de dios en el panteón griego", le dijo en 2009 a la BBC la editora de fotografía del San Francisco Chronicle, Kathleen Hennessey.

En el garaje

Jobs nació en 1955, en San Francisco, California, y fue adoptado por Paúl, quien trabajaba como maquinista en una fábrica de láser, y Clara, una contadora.

Conoció, en la Universidad de Stanford, a su esposa Laurence Powell, con quien tuvo tres de sus cuatro hijos.

Cuando estaba aún en la secundaria, Jobs solía ir a charlas que se dictaban en Hewlett-Packard, en California. Allí obtuvo un empleo durante un verano.

Tras dejar el Reed College, en Oregón, se dedicó a trabajar para Atari.

"El mundo ha perdido a un increíble ser humano. Los que hemos tenido la fortuna suficiente de trabajar y conocer a Steve hemos perdido a un querido amigo y mentor inspirador. Steve deja tras de sí una compañía que sólo él pudo haber construido y su espíritu siempre será la base de Apple"

Comunicado de Apple.

Cuando tenía 21 años, creó junto a su amigo Steve Wozniak una computadora que llamó Apple.

"Jobs vendió su Volkswagen y Wozniak su calculadora científica marca Hewlett-Packard, con lo que recaudaron US$1.300 para empezar su propia compañía. Con ese capital inicial y líneas de crédito abiertas con empresas proveedoras de electrónicos, establecieron su primera rama de producción", cuenta The Apple Museum.

Jobs animó a Wozniak para que renunciara a Hewlett-Packard y se convirtiera en el vicepresidente a cargo de la investigación y el desarrollo de la nueva empresa.

"Empezaron a trabajar en el garaje de la familia de Jobs. Hicieron su primera gran venta cuando la tienda Byte Shop, en Mountain View, les compró sus primeras cincuenta computadoras ensambladas. Así nació la corporación Apple".

Regreso

En 1985, con 30 años, Jobs abandonó Apple después de un conflicto interno que lo desplazó de la dirección de la compañía que él mismo había creado.

Fundó entonces los estudios de animación Pixar, que ha producido películas como "Toy Story", "Monstruos S. A." y "Buscando a Nemo", y continúo su carrera empresarial con NeXT Computer Inc.

En 1996 decidió regresar a Apple, cuando la compañía atravesaba una situación difícil e incluso algunos expertos la daban por muerta, la revista Wired llegó a destacar en su portada un artículo que le decía adiós a Apple.

Pero Jobs la resucitó. Con su regreso volvió la creatividad que parecía perdida. IMac, iTunes, iPod, iPhone y iPad son sólo algunas de las marcas que no sólo revivieron a Apple, sino que la pusieron en la vanguardia del desarrollo tecnológico.

Steve Jobs murió pero su nombre quedará asociado para siempre con el boom tecnológico de finales del siglo XX y no es exagerado afirmar que fue él quien en cierta manera popularizó la tecnología.