27 de marzo de 2009

La zona Colonial

La zona Colonial es el nombre con que se conoce a la parte más antigua de la ciudad de Santo Domingo de Guzmán, capital de la República Dominicana y que fue la primera ciudad fundada por europeos en América. El nombre se debe a que esta parte de la ciudad fue fundada por los colonizadores españoles.

Esta área de Santo Domingo cuenta con edificios coloniales y calles con vetustos adoquines de gran atractivo turístico, como son el Alcázar de Colón (que perteneció a Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón), el Museo de las Casas Reales o la catedral primada de América. Debido a eso hay hoteles nacionales (como el hotel conde de peñalva) e internacionales (como el sofitel Nicolás de Ovando en la casa de Nicolás de Ovando). La mayoría de los hoteles están en la Calle El Conde y Calle Las damas.

Se extiende desde el norte de la avenida George Washington hasta el este de la avenida 30 de marzo hasta que la 30 de marzo hace esquina con la avenida México y del sur de la avenida México hasta el oeste de la avenida Francisco Alberto Camaño. Las calles principales son la Calle Las Mercedes, Calle El Conde y Calle Las damas.

Zona Colonial

La Zona Colonial o Ciudad Colonial, es uno de los destinos turísticos más importantes de Santo Domingo y el más visitado de República Dominicana. La Zona Colonial es justo el lugar donde empezó la historia del Nuevo Mundo. Se encuentra ubicada a un lado de la desembocadura del río Ozama. Fue fundada por Bartolomé Colón el 5 de agosto de 1498 y trasladada en 1502 por Nicolás de Ovando, fue además la primera ciudad a la que la Corona Española otorgó la Carta Real y sede central de la administración del Nuevo Mundo.

En los inicios del Siglo XV, se levantaron en la La Española las primeras viviendas coloniales del Nuevo Mundo o del Continente Americano . Estas primeras casas, surgieron como producto de una necesidad obligatoria de alojamiento para los conquistadores españoles e inmigrantes, por lo que fueron levantadas en la parte este del río Ozama las primeras viviendas, fundadas por el gran almirante y por su hermano Bartolomé Colón, aunque posteriormente fue trasladada a la parte oeste del río.

Este poblado fue llamado bajo el nombre de La Isabela, aunque tiempo después fue bautizada por su original nombre de Santo Domingo de Guzmán, el cual había tenido su asiento original, en la margen oriental del río Ozama. Existían, además, otros centros históricamente vinculados a la empresa conquistadora, de índole militar y económico, muchos de los cuales han desaparecido con el paso del tiempo.

En 1502 llega a Santo Domingo el Comendador Mayor de la orden de Alcántara Fray Nicolás de Ovando, que fue el encargado de trasladar la sede de la ciudad a la rivera occidental del Río Ozama. Nicolás de Ovando es el fundador de la nueva ciudad de Santo Domingo de Guzmán, en honor al Domingo de Guzmán, ya tiempo después de elegir el asentamiento, Ovando se encarga de dirigir personalmente la disposición y organización de la villa con un nuevo nombre: Santo Domingo, y tiempo después fue nombrado Gobernador General de Santo Domingo.

La Plaza Mayor, hoy llamada Parque Colón era el parque central de la época donde se unían los poderes políticos, religiosos, militares, municipales y económicos. La ciudad de inmediato se expandió en todas las direcciones, por lo que fue necesario construir nuevas calles y nuevas viviendas. La Calle Las damas, fue una de esas calles en ser construidas, siendo esta la primera del Nuevo Mundo; esta empieza donde se formaba una unión entre la Fortaleza de Santo Domingo, (que actualmente es llamada Fortaleza Ozama), casas residenciales, la Torre del Homenaje, etc. La torre del Homenaje fue construida en la parte sur-este de la ciudad donde convergen el río Ozama y el Mar Caribe. Más calles fueron construidas perpendicularmente a la calle Las Damas.

En 1507, la ciudad recibió el estatuto real de ser la primera ciudad Europea en el Nuevo Mundo, por órdenes generales de la Corona Española. Con este mandato se recibe también el privilegio de un escudo de armas, el cual era representado por dos leones dorados que tienen en lo alto una corona de oro, la cual representaba la Corona Española, y separados por una llave azul.

Nicolás de Ovando regresa a España en 1509, dejando la ciudad grandemente expandida. En ese mismo año llegó a La Española el hijo mayor de Cristóbal Colón, Diego Colón, durando dos mandatos, el primero desde 1509-1514 y un segundo mandato desde 1519-1523.

Desde su llegada tubo el cargo de Virrey de las Indias, y dentro de su primera disposición, dispuso la construcción de una espléndida casa para él y su familia. Esta casa hoy es conocida como el Museo Alcázar de Colón, el cual contiene muchas antigüedades y y reproducciones de muebles pertenecientes a la alta sociedad de esa época. Para 1510 una expedición de maestros canteros y alarifes fue organizada, para que estos participaran en la traza de edificios que necesitaba la isla.

La ciudad comenzó a crecer económicamente en la segunda mitad del Siglo XVI. Ante el agotamiento del oro (cuyas primeras piezas fueron extraídas de minas y ríos) , la mayor parte de la actividad económica fue dirigida hacia la industria azucarera. El azúcar no tardó en conquistar el mercado Español y de todo Europa.

Catedral

Durante este período se construyeron grandes edificaciones como fueron: Casas Reales, arsenales, la Catedral Primada de América, así como también casas de importates figuras de la historia, iglesias y hospitales. Casi todas diseñadas por Rodrigo de Liendo y Luís de Moya. También se comenzó la construcción de la muralla de defensa de la ciudad.

La Real Audiencia se estableció en la ciudad en 1511 para opacar el poder del gobernador y para administrar rodó el continente. La misma era responsable del poder legal de todo el Caribe, la costa norte del Atlántico en México, América Central, la costa norte de América Central y Sudámerica. Todos los casos de crímenes, leyes, administración, etc. eran decididos en dicho local.

En 1586 el pirata Inglés Francis Drake capturó la ciudad y se adueñó de la ración que era enviada a España. Gracias a las descripciones posteriores de españoles fueron reconstruidos todos los edificios destruidos, en su forma original.

En 1655, la ciudad sufrió otro ataque, una flota inglesa comandada por el Almirante William Penn y el Capitán Venables, los cuales tenían como propósito repetir la hazaña de Drake. La muralla no estaba terminada pero fueron alejados por las defensas comandadas por el Capitán General Bernandino de Meneses Bracamonte y Zapata, mejor conocido como Conde de Peñalba. Los innglese quedaron frustrados por su derrota, por lo que Penn y Venables abandonaron La Española y se fueron a la conquista de Jamaica.

En honor al Conde de Peñalba, es nombrada la calle peatonal más importante de Santo Domingo, El Conde. Luego de este ataque, la construcción de la muralla fue acelerada y fueron construidos más fuertes cerca de la Fortaleza de Santo Domingo.

Durante el Siglo XIX, la ciudad estuvo bajo la dominación Francesa de 1800-1809, y posteriormente fue también invadida por el Haitiano Toussaint L'Ouverture durante 22 años, desde 1822-1844, y en la Puerta del Conde fue el lugar donde se inició la guerra de independencia del 27 de febrero de 1844. A partir de esa época, este día es celebrado como el día de Independencia.

A finales del siglo XIX, parte de esta muralla había sido demolida. Los ladrillos de la muralla fueron utilizados para reconstruir casas y edificios. La Zona Colonial completa experimentó severas transformaciones, se adicionaron balcones, las casas fueron pintadas y desafortunadamente fueron destruidos algunos monumentos. A partir de este siglo la ciudad se fue expandiendo fuera de los muros de la muralla.

El 8 de diciembre de 1990 esta zona fue declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco) como Patrimonio de la Humanidad y hoy día es uno de los lugares turísticos más importante de Santo Domingo y uno de los más visitados por los turistas y extranjeros, en la República Dominicana.

Lugares históricos de la Zona Colonial [editar]

Hospital San Nicolás de Bari

En la Zona Colonial hay diversos lugares construidos por los españoles durante la época colonial, que en conjunto forman más de 300 lugares históricos de la zona; entre estos se encuentran diversos monumentos de carácter cultural e histórico, así como también se encuentran casas de grandes figuras de la sociedad de dicha época, pero no se puede dejar de mencionar importantes calles, como lo es la calle las damas. Algunos de estos son los siguientes:

  • Alcantarilla Colonial
  • Alcázar de Colón
  • Baluarte El Conde
  • Altar de la Patria
  • Puerta del Conde
  • Parque Independencia
  • Calle El Conde
  • Calle Las damas
  • Calle de las Mercedes
  • Capilla de la Tercera Orden Franciscana
  • Capilla de los Remedios
  • Capilla del Rosario
  • Capilla de San Andrés
  • Casa de Bastidas
  • Casa de Diego Caballero
  • Casa de "El Tapado"
  • Casa de Hernán Cortés
  • Casa de Juan de Viloria
  • Casa de Juan Pablo Duarte
  • Casa de Nicolás de Ovando
  • Casa de Tostado
  • Casa de la Familia Dávila
  • Casa de La Moneda
  • Casa de Las Gárgolas
  • Casa de Los Jesuítas
  • Casa del Cordón
  • Casa del Sacramento,
  • Catedral Primada de América,
  • Ceiba de Colón
  • Colegio de Gorjón
  • Convento Santa Clara
  • Ermita de San Antón
  • Escalinata de Las Damas
  • Fortaleza de Santo Domingo
  • Fuerte de El Invencible
  • Fuerte de La Carena
  • Fuerte de La Caridad
  • Fuerte de La Concepción
  • Fuerte de San Diego
  • Fuerte de San Gil
  • Fuerte de San José
  • Fuerte del Angulo
  • Iglesia de San Miguel
  • Iglesia del Convento Dominico
  • Iglesia Hospital San Lázaro
  • Iglesia La Altagracia
  • Iglesia Las Mercedes
  • Iglesia Nuestra Señora del Carmen
  • Iglesia Regina Angelorum
  • Iglesia de Santa Bárbara
  • Iglesia de la Tercera Orden Dominica
  • Mercado Modelo
  • Museo de Las Casas Reales
  • Museo Naval de las Atarazanas
  • Palacio Consistoral
  • Monasterio de San Francisco
  • Palacio de Borgellá
  • Panteón Nacional
  • Parque Colón
  • Parque Independencia
  • Plaza de España
  • Plaza Fray Bartolomé de las Casas
  • Plaza Duarte
  • Plaza María de Toledo
  • Plaza Montesinos
  • Plaza Pellerano Castro
  • Plazoleta de los Curas
  • Plazoleta Padre Billini
  • Puerta de la Misericordia
  • Puerta de las Reales Atarazanas
  • Puerta de San Diego
  • Reales Atarazanas
  • Reloj de Sol
  • Restos de Antiguas Murallas
  • Ruinas del Hospital San Nicolás de Bari (ver foto)
  • Ruinas de San Francisco

Nuestra Historia Y Algo Mas

El 5 de diciembre de 1492 llegó Cristóbal Colón a la Isla de Quisqueya, vocablo taino, llamada poco después La Hispaniola, y el 4 de agosto de 1496, Bartolomé Colón, hermano de Cristóbal Colón, fundó la ciudad de Santo Domingo, siendo gobernada por el Administrador de las Indias Nicolás de Ovando. Allí sería establecida la capital de la colonia, a la que los españoles denominaron Capitanía General de Santo Domingo. Por este hecho, la isla paulatinamente comenzó a ser conocida con el nombre de Isla de Santo Domingo y sus habitantes con el gentilicio de dominicanos. Así, el 27 de febrero de 1844, cuando los dominicanos lograron separarse de Haití, denominaron a la nueva nación con el nombre de República Dominicana, y posteriormente el 16 de agosto de 1863, otro grupo de dominicanos, encabezados por el Gral. Gregorio Luperón lograron triunfar en la Guerra de la Restauración (República Dominicana), con la cual se pone fin a la anexión del país a España, es por eso, que a partir de ese período se le llamó Segunda República.

La isla de Santo Domingo fue ocupada en cuatro períodos migratorios antes de la llegada de los europeos.[1] Estos pueblos provenían del norte de América del Sur, específicamente de las cuencas del río Orinoco, Xingú y Tapajoz situados en Venezuela y las Guayanas y fueron migrando por via marítima de isla en isla de las antillas menores a las mayores.

Los más antiguos pobladores de las Antillas tenían una cultura muy rudimentaria; fueron recolectores, pescadores y cazadores, y no practicaban la agricultura. Usaban instrumentos confeccionados con conchas y huesos de algunos animales; llegaron a pulir la piedra para fabricar objetos y utensilios. Este grupo es denominado Arcaico (o Pre-Cerámico, por la ausencia de alfarería) y probablemente llegaron a la isla alrededor del año 3000 a. C. A la llegada de los europeos, los arcaicos solamente se encontraban en el extremo occidental de la Península Tiburón de Haití y en el occidente de Cuba, donde eran llamados Guanahatabeyes. Los taínos lo llamaban Ciboney (también escrito Siboney), es decir, "hombre que vive entre las piedras o las rocas" (ciba, piedra; igney, hombre).[2]

La segunda oleada migratoria corresponde al grupo arahuaco pre-taíno conocido en las Antillas como Igneri,[1] relacionados con el estilo saladoide de las costas venezolanas. Su alfarería llegó a ser la más elaborada de todas las Antillas. Los igneris no ocuparon el interior de la isla ni llegaron a Cuba ni a Jamaica. Fueron desplazados por la tercera oleada migratoria: los taínos, que llegaron alrededor del siglo VII de nuestra era.

Reconstrucción de un poblado taíno en Cuba

Los taínos ocuparon todas las Antillas Mayores y las Bahamas. Desarrollaron una cultura basada fundamentalmente en la producción agrícola que les permitió realizar una apreciable actividad artesanal de objetos de barro y madera. Además, los taínos fueron excelentes escultores que confeccionaron artefactos ceremoniales de gran expresión artística.

La última oleada migratoria fue la de los caribes, que llegaron a ocupar todas las Antillas Menores pero que todavía no se habían asentado en Puerto Rico y la isla de Santo Domingo a la llegada de los españoles. Aparentemente los pueblos macoriges o macorizes (singular, macorix) y ciguayos, que ocupaban la Península de Samaná y el norte de la isla,[2] eran grupos arahuacos diferentes a los taínos que llegaron a la isla unos 600 años antes de la llegada de los europeos.[3] Estos grupos eran sumamente belicosos comparados con sus antecesores, lo que quedó demostrado con su encuentro con Colón en el Golfo de las Flechas.

Encuentro y conquista [editar]

Llegada de Cristóbal Colón a la isla de Santo Domingo

Cristóbal Colón descubrió la isla el 5 de diciembre del 1492, bautizándola con el nombre de La Española.[4] Al continuar la exploración de la costa norte, la carabela Santa María encalló en un banco de arena; con los restos de la nave, construyó el Fuerte de La Navidad. Entonces Colón ordenó regresar a España, dejando una guarnición de 39 hombres al mando de Diego de Arana.

Al regresar a la isla durante su segundo viaje en 1493, Colón encontró que el Fuerte de La Navidad había sido atacado y destruido por indígenas a cargo del cacique Caonabo. Entonces decide construir La Isabela, la primera ciudad europea del Nuevo Mundo, y organizó varias expediciones al interior de la isla que resultaron en la construcción de algunas fortalezas y en el control del Cibao.[5]

Antes de partir a España, Colón dejó a cargo de la colonia a su hermano Bartolomé Colón quien, como Adelantado de la isla, fundó la ciudad de Santo Domingo en 1496. Pero los desórdenes y las sublevaciones motivaron que la Corona Española enviara a Francisco de Bobadilla para hacerse cargo de la situación, quien ordenó como primera medida la detención de Cristóbal Colón y su familia, quienes fueron embarcados hacia la Península. Le sucedió Nicolás de Ovando y luego el hijo del almirante, Diego Colón, entre los años 1509 y 1523.

Durante la conquista y colonización, se estableció el primer Obispado (1504), la primera Capitanía General, el primer Virreinato y la primera Real Audiencia (1511) de toda América; se construyó la primera iglesia (Ermita del Rosario, 1496), el Hospital de San Nicolás (1503) y la primera catedral (1530), entre otras edificaciones.

Durante el siglo XVI La Española gozó de buena posición económica y social; las primeras expediciones conquistadoras partían desde la isla. Pero desde finales de ese siglo y luego de la conquista de los grandes territorios de América del Norte y América del Sur, la isla fue quedando relegada a un segundo plano, hundiéndose cada vez más en la pobreza y el olvido.

Esclavitud [editar]

Esclavos trabajando en los trapiches

Desde el inicio de la colonización agraria de la isla, los esclavos traídos del África iban sustituyendo a la fuerza de trabajo indígena, cada vez más mermada por varias causas: suicidios, matanzas ante la resistencia nativa; epidemias traídas por los europeos y brutales condiciones laborales. Ante estas dos últimas, los africanos ciertamente se mostraron más resistentes.

El aporte africano, que de forma constante se prolongaría hasta mediados del siglo XIX, es base hoy de una integrante etno-cultural innegable, por más que ciertos estamentos racistas de la sociedad dominicana quieran más bien insistir en la componente y filiación europeas.

La identidad dominicana es amalgama de tres elementos: el africano (predominante en la generalidad de la población), el español (también muy evidente merced al mestizaje, sobre todo en los estamentos económicos altos) y el primigenio elemento taíno, aún visible, especialmente en zonas del interior en especial el cibao central.

La abolición de la esclavitud en República Dominicana se llevó a cabo bajo la ocupación haitiana de 1822. Desafortunadamente, los abusos cometidos por la administración haitiana en Santo Domingo contribuirían a identificar el componente africano con el invasor, lo que en gran medido provocó su menosprecio, dando lugar a paradójicas cotas de racismo en la sociedad de la isla.

División de la isla de Santo Domingo [editar]

El resultado de la División de la isla de Santo Domingo

En 1586, el inglés Francis Drake atacó a la isla y saqueó la ciudad de Santo Domingo. Entre 1605 y 1606 se llevó a cabo un proceso de despoblamiento de la parte oeste de la isla, en lo que se conoció como las Devastaciones de Osorio. Recibió ese nombre porque el proceso fue implementado por Antonio de Osorio, entonces gobernador español de la isla, lo cual dio inicio al proceso de poblamiento gradual de la parte oeste de la isla por parte de bucaneros y filibusteros franceses .

Hacia 1630, franceses, holandeses e ingleses se apoderaron de la isla Tortuga. Desde esa isla los franceses comenzaron la penetración en la parte occidental de La Española. En 1697, por el Tratado de Ryswick, España cedió a Francia esa parte de la isla, actual Haití. A la parte oriental de la isla, para ser diferenciada de la colonia francesa de Saint Domingue, se le llamó Santo Domingo Español o Santo Domingo Oriental.

En 1777, con el tratado de Aranjuez, se fijan los límites entre la parte francesa y la española.

Revolución Haitiana [editar]

Toussaint Louverture

El 16 de agosto de 1791, una sublevación de esclavos en la colonia francesa se extiende rápidamente, pero es sofocada por la marina y los efectivos franceses. En 1795, tras el Tratado de Basilea, España se ve obligada a renunciar a su soberanía en toda la isla, que pasó a manos francesas.

En 1801 se reanuda la insurgencia de los esclavos. Toussaint Louverture avanza sobre la parte oriental de la isla y llega a la capital, Santo Domingo, acompañado por un numeroso ejército, pero es rechazado. El 1 de enero de 1804, mientras Jean-Jacques Dessalines proclama la independencia de Haití, comienza en Santo Domingo el periodo francés, bajo la administración de Ferrand.

En 1805, Henri Christophe y Dessalines toman la ciudad de Santiago y después se dirigen a Santo Domingo con un numeroso ejército, pero ante la resistencia de Ferrand se ven obligados a retirarse.

Entre los años 1806 y 1809, tras la muerte de Dessalines y subida al poder de Christophe y Petion, la República de Haití queda dividida en dos naciones independientes. En ese período Ferrand sigue administrando la colonia francesa del este.

La Reconquista y la España Boba [editar]

En 1808, España es invadida por Napoleón Bonaparte, Ferrand prohíbe el comercio de ganado con la parte occidental de la isla. El sector hacendado o "hatero" (de hato o rebaño), organizado por Juan Sánchez Ramírez, inicia la resistencia con el apoyo de los ingleses. Esta etapa se llamó Guerra de Reconquista, la cual tuvo su momento culminante el 7 de noviembre de 1808 en Palo Hincado. El 11 de julio de 1809, los administradores franceses capitulan. Las tropas inglesas ocupan entonces la ciudad de Santo Domingo, hasta que en agosto del mismo año abandonan el sector y la parte este vuelve a ser nominalmente colonia de España. Así se inicia el período conocido como España boba, es decir, de escasa o nula intervención metropolitana en los asuntos de la colonia, lo que duraría hasta 1821.

Inspirado por las ideas liberales, José Núñez de Cáceres conspira contra España en la parte oriental, y el 1 de diciembre de 1821 proclama la independencia de esta parte de la isla, creando así el Estado Independiente del Haití Español. Esto se recoge en la historia como Independencia Efímera, pues tan sólo en tres meses el haitiano General Jean-Pierre Boyer consolida su dominación sobre toda la isla.

Independencia nacional [editar]

Artículo principal: Independencia Nacional de la República Dominicana

Con la llegada de Boyer a la parte oriental de la isla se abolió la esclavitud y se planteó una profunda reforma agraria. Con esto se da inicio a la Dominación Haitiana, el 9 de febrero de 1822. En la parte oeste de la isla se inician conspiraciones contra Boyer a partir de 1827, las que obligan a que salga al exilio en enero de 1843.

En el Este también se inicia un proceso revolucionario contra la Dominación Haitiana encabezado por liberales, entre ellos Juan Pablo Duarte, Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez. Se funda el movimiento clandestino La Trinitaria el 16 de julio de 1838. Cuando Charles Herard llega al poder, se inicia la persecución de los trinitarios. Para esta época había grupos que querían la anexión a Inglaterra, Francia o España. Estos grupos se anteponen a las ideas independentistas de los trinitarios.

En 1843, aunque Duarte no estaba, los trinitarios no cejaban en sus acciones y en la causa de la libertad del país. Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella y Vicente Celestino Duarte dirigían a los trinitarios, quienes casi sin recursos hacían circular las ideas en hojas manuscritas, para organizarse y sumar adherentes a las ideas separatistas.

El 16 de enero de 1844, fue redactada por don Tomás Bobadilla y Briones, la Manifestación de los pueblos de la parte Este de la isla, en la que se enunciaban las causas de su separación de la República haitiana. Esta Manifestación sería la ley que regiría la república recién proclamada, hasta que se promulgara su Constitución.

La noche del 27 de febrero de 1844 se congregaron poco a poco pequeños grupos de patriotas que provenían de las distintas zonas de la ciudad. El comienzo de la acción separatista radical fue indicado por un “trabucazo” disparado por Ramón Matías Mella en la Puerta de La Misericordia, y que fue oído por todos los habitantes de la ciudad.

Aunque Juan Pablo Duarte, el Padre de la Patria, se hallaba ausente, la noche del martes 27 de febrero de 1844, en la Puerta del Conde de la ciudad de Santo Domingo, la República Dominicana era proclamada por Francisco del Rosario Sánchez, jefe del movimiento tras la ausencia de Juan Pablo Duarte, Tomás Bobadilla y Briones, representante de los conservadores, Matías Ramón Mella, Manuel Jiménez, Vicente Celestino Duarte, José Joaquín Puello, Gabino Puello, Eusebio Puello, Eduardo Abreu, Juan Alejandro Acosta, Remigio del Castillo, Jacinto de la Concha, Tomás de la Concha, Cayetano Rodríguez, Félix María del Monte y otros patriotas, quienes expresarían a las autoridades haitianas su indestructible resolución de ser libres e independientes, a costa de nuestras vidas y nuestros intereses, sin que ninguna amenaza sea capaz de retractar nuestra voluntad.

Ese 27 de febrero se izó la Bandera Dominicana en la Puerta del Conde. Ondeó en la ciudad de Santo Domingo la bandera bordada por Concepción Bona y María Trinidad Sánchez, junto con otras damas. La bandera había surgido de un proyecto presentado por Juan Pablo Duarte, aprobado el 16 de julio de 1838 en La Trinitaria, donde se presentaron los colores y la forma de la enseña que representaría al nuevo estado.

La naciente república quedó dirigida por una Junta Central Gubernativa bajo el poder de los conservadores hasta el 14 de noviembre de 1844 en que Pedro Santana es electo como el Primer Presidente Constitucional de la República Dominicana.

Durante varios años los haitianos realizaron varias invasiones, pero que fueron frustradas por el ejército Dominicano.

BATALLAS POR LA INDEPENDENCIA

Batalla
Fecha
Lugar

Primera Campaña

Azua
19 de marzo 1844
Azua

Santiago
30 de marzo 1844
Santiago

El Memiso
13 de abril 1844
Azua

Puerto Tortuguero
13 de abril 1844
Azua

Segunda Campaña

La Estrelleta
17 de septiembre 1845
Elías Piña

Beller
27 de octubre 1845
Dajabón

Tercera Campaña

El Número
17 de abril 1849
Azua

Las Carreras
23 de abril 1849
Azua

Cuarta Campaña

Santomé
22 de diciembre 1855
San Juan

Cambronal
22 de diciembre 1855
Neiba

Sabana Larga
24 de enero 1856
Dajabón

A este período de la historia se le llamó Primera República, que comprende desde la formación de la nación, el 27 de febrero de 1844 hasta la anexión al Reino de España en 1861.

La Anexión y la Restauración [editar]

Ulises Heureaux gobernó de 1887 a 1899

A partir de ese momento, y a falta de un liderazgo sólido de sus dirigentes, se inicia una era dominada por hacendados que tenían poder económico, turnándose los gobiernos durante breves períodos. Durante este tiempo, algunos grupos internos no se sentían contentos con la autonomía y buscaron anexarse nuevamente a España, hecho que lograron el 18 de marzo de 1861. Dentro de estos grupos se encontraba Pedro Santana.

En 1865, se recupera la independencia, pasando nuevamente a una etapa de falta de liderazgo y cambios continuos de gobernante. Esta situación duró hasta que Ulises Heureaux (Lilís) instaló su dictadura durante 12 años (1887-1899), situación que perduró hasta que murió asesinado.

La primera ocupación militar estadounidense [editar]

Artículo principal: Intervención Militar Estadounidense en la República Dominicana

Ocupación militar estadounidense en la bahía de Samaná

Durante los inicios del siglo XX, la inestabilidad política y económica y el atraso en los pagos de los empréstitos realizados durante el siglo XIX dieron pie a lo que se denominó la Primera Invasión Estadounidense, que se extendió desde 1916 hasta 1924. Durante el período 1924-1930, la economía dominicana vivió una etapa que se denominó la Danza de los Millones, motivada principalmente por el aumento en los precios internacionales del azúcar.

En el país se produjo una gran inestabilidad política y un gran endeudamiento, que acrecentó la deuda externa. Debido a esto, Estados Unidos ocupó el territorio dominicano, alegando la violación del artículo III de la Convención de 1907, en el que se establecía que el país no podía aumentar su deuda externa sin el consentimiento de los Estados Unidos; y éstos, además, querían dotar al país de estabilidad política.

En realidad, Estados Unidos estaba motivado por sus propios intereses económicos, ávidos de hacerse con los muchos recursos materiales que poseía la República Dominicana. Por esta razón, el 29 de noviembre de 1916 queda ejecutado el acuerdo con la Proclama de Ocupación Estadounidense en República Dominicana.

La ocupación fue efectuada por la Infantería de Marina (U.S. Marine Corps) bajo las órdenes del contralmirante H. S. Knapp, de la Armada de los Estados Unidos.

Un grupo de dominicanos, encabezados por Francisco Henríquez y Carvajal, se encargó de denunciar los hechos ocurridos en el país, ante la invasión estadounidense; el primer intento fue en la Conferencia de Paz de París (1919), donde no consiguió sus objetivos.

En 1920 se formó la Unión Nacional Dominicana, cuyo principal objetivo era lograr la restauración de la soberanía pura y simple. Este grupo, a finales de junio de 1920, celebró la Semana Patriótica, con el propósito de iniciar una campaña de denuncias por toda América Latina.

Los dominicanos lograron que uno de los puntos en la campaña electoral de Warren Harding en los Estados Unidos fuera el retiro de las tropas del país. A su llegada al poder, destituyó a Snowden y se inició un proceso de desocupación.

Diferentes grupos del país llegaron a entrar en acuerdos y negociaciones con los Estados Unidos, para tratar de alguna manera al desocupamiento de los estadounidenses del país. En las negociaciones participaron: Horacio Vásquez, líder del Partido Nacional; Federico Velásquez, líder del Partido Progresista; y Elías Brache, líder del jimenismo. Los tres fueron invitados a Washington, junto con Adolfo A. Nouel, representante de la Iglesia Católica, y Francisco Jacinto Peynado. Entre todos llegaron a un acuerdo y a partir de ahí se estructuró el Plan Hughes-Peynado.

La era de Trujillo [editar]

Rafael L. Trujillo (a la derecha) firmando el acuerdo Trujillo-Hull

Véase también: Rafael Leónidas Trujillo Molina

Rafael Leónidas Trujillo Molina, nació en San Cristóbal, provincia localizada en el Sur de la República Dominicana, a unos 30 kilómetros de la ciudad capital: Santo Domingo de Guzmán.

Desde 1930 hasta 1961 el país estuvo bajo el dominio dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo Molina. Esta dictadura es considerada como una de las más sangrientas, genocidas, represivas y férreas de América Latina. Este periodo fue y es conocido como la "Era de Trujillo". Las clases medias del país vivieron una bonanza económica gracias a la venta y producción industrial del azúcar y otros productos agrícolas para la exportación, que eran enviados sobre todo a los Estados Unidos y Europa. Trujillo fue uno de los hombres más ricos y poderosos de la historia dominicana, utilizando su poder para la opresión del pueblo y el enriquecimiento personal y familiar.

Curiosamente, Trujillo creó la imagen de hombre fuerte que los dominicanos necesitaban para tener una economía estable y un país en paz. Se hizo ver a sí mismo como un protector de la patria construyendo enormes monumentos, estatuas, parques y lugares a su honor; entre ellos, el Monumento a la Paz de Trujillo en Santiago (hoy Monumento a los Héroes de la Restauración), y también muchas escuelas, hospitales y parques, avenidas, calles y puentes que llevaban su nombre o los de sus familiares. A la ciudad capital del país: Santo Domingo de Guzmán, le fue cambiado el nombre por el de Ciudad Trujillo.

El 60% de las industrias del país pertenecía a Trujillo, además de sus enormes propiedades y fincas, haciendas y casas de veraneo. En 1937 ordenó todo un genocidio de humildes haitianos que vivían en la zona fronteriza dominicana. En la matanza se estima que cayeron abatidos más de 37.000 haitianos. Esta decisión, personal e inhumana, provenía de su deseo de dominicanizar la frontera. El racismo de Trujillo lo llevó a fomentar la inmigración de miles de españoles, húngaros, japoneses y judíos, entre otros, con el motivo de "blanquear" la raza.

Luego de la eliminación del «Movimiento 14 de junio» (1959) y el asesinato de las Hermanas Mirabal asesinadas por el eficiente y poderoso servicio de inteligencia de Trujillo en noviembre de 1960, sumados al atentado contra Rómulo Bentancourt, Presidente de Venezuela, y la represión contra las autoridades de la iglesia católica, el régimen comenzó a decaer rápidamente por las sanciones económicas al régimen hasta que Trujillo fue asesinado en 1961 por un grupo de cercanos colaboradores de su régimen. Con el asesinato de Leónidas Trujillo terminó para la República Dominicana una siniestra etapa dictatorial que duró 31 años. A continuación desarrollaremos algunos puntos durante los 31 años de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Antecedentes de la llegada de Trujillo al poder [editar]

Horacio Vásquez, ex presidente de la República Dominicana

Rafael Leónidas Trujillo Molina asciende el poder, tras las manipulaciones que hizo en complicidad con Rafael Estrella Ureña quien respondía a todas sus directrices.

Durante el gobierno de Horacio Vásquez, Trujillo ostentaba por el rango de Teniente Coronel y era Jefe de la Policía; este cargo le ayudó a poner en marcha sus planes de derrocar el gobierno de Vásquez. Trujillo contó con el apoyo de Rafael Estrella Ureña, quien formó el Movimiento Cívico, el cual tenía como objetivo principal derrocar el gobierno de Vásquez.

Horacio Vásquez confiaba ciegamente en Trujillo y por eso nunca supo sus verdaderas intenciones, incluso lo nombró como su militar de confianza, también le encargó que luchara contra Estrella Ureña, quien era un Secretario de Estado, que abandonó las filas horacistas, ya que este se oponía a la reelección de Vásquez; pero este desconocía que Trujillo ya había tramado un plan para derrocarlo junto a Estrella Ureña.

Horacio Vásquez se dio cuenta de la traición de Trujillo y decidió entregar la presidencia el 2 de marzo de 1930 y se va al exilio, entonces es juramentado como presidente provisional Estrella Ureña el día 3 de marzo de 1930. Durante los 5 meses de presidente, fueron derogadas todas las leyes que impedían que Trujillo aspirara a la presidencia; de esa manera Trujillo pudo aspirar a las elecciones presidenciales de ese entonces y no solo eso, sino que a todo esto se unió el acoso y represión de todos los candidatos que aspiraban, así como a los seguidores de éstos.

Durante la campaña electoral, Trujillo utilizó el ejército para desatar todo tipo de represión, obligando así a sus contricantes a retirarse de la contienda electoral.

Durante el proceso electoral se arrojaron los siguientes resultados:

  1. Una cantidad de votos superior a la población votante, evidenciándose así el fraude electoral.
  2. El triunfo del único candidato: Rafael Leónidas Trujillo Molina.

El 16 de agosto de 1930 se juramenta como presidente de la República Trujillo y posteriormente como vicepresidente Rafael Estrella Ureña.

Historia reciente [editar]

Luego de la muerte de Trujillo, el país pasó por varias direcciones políticas entre las que se encuentran la del profesor Juan Bosch, que fue derrocado a los 7 meses debido a sus intenciones de reformas sociales y a su supuesta inclinación marxista. Un Triunvirato representante de la oligarquía neotrujillista sustituiría a la primera experiencia democrática dominicana después de 30 años de dictadura.

La restitución del gobierno democráticamente elegido de Bosch fue reclamada por segmentos de las fuerzas armadas leales al gobierno constitucional. Estas facciones dieron participación al pueblo proveyendo armas y equipamiento militar para destituir al triunvirato que había sido instalado en el gobierno. Esto dio inicio a una guerra civil debido a la división de las fuerzas armadas. Dicho enfrentamiento trajo finalmente una intervención militar estadounidense amparada en la defensa de los "intereses" estadounidenses.

Véase también: Guerra civil en la República Dominicana de 1965

En 1966 Joaquín Balaguer ascendió al poder y se mantuvo en él durante un periodo de 12 años, en un período de mano dura, durante el cual dicen que se valió de fraudes electorales, al mismo tiempo que utilizaba la represión sobre sus opositores políticos con el objetivo de que la competencia fuera prácticamente nula y legitimar su reelección "democráticamente".

Para las elecciones del año 1970 se suscitó una crisis política cuando el Vicepresidente de la República de turno, el Lic. Francisco Augusto Lora disgustado con el Presidente Balaguer ya que entendía le tocaba su turno para encabezar la boleta electoral como candidato presidencial por el Partido Reformista, se da cuenta que el Dr. Balaguer quiere repostularse y optar por un nuevo mandato y no daría marcha atrás en sus aspiraciones, y eso lo lleva a fundar otro partido político, el Movimiento de Integración Democrática, MIDA, dejando de asistir al Palacio Nacional.

Ante esa situación, y agravada además por la presión política de los partidos de oposición, el Dr. Balaguer expuso que dejaría temporalmente la presidencia de la República para que el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, el Dr. Manuel Ramón Ruiz Tejada (1907-1995), un honorable, íntegro y probo magistrado de trayectoria y ejercicio intachables), se hiciera cargo interinamente de ésta.

Rápidamente el Dr. Ruiz Tejada discrepó públicamente los criterios del presidente Balaguer y afirmó que sólo asumiría como encargado del Poder Ejecutivo, si se producía la ausencia temporal del Presidente y el Vicepresidente de la República, tal y como lo disponía el artículo 58 de la Constitución dominicana.

Los acontecimientos se sucedieron rápidamente y el 17 de abril de 1970, Ruiz Tejada luego del presidente Balaguer firmar un acuerdo con los partidos políticos de la oposición, asumió como Presidente Interino e inmediatamente dispuso la "neutralización política absoluta y efectiva de la administración pública para garantizar la imparcialidad necesaria en el proceso electoral".

El Dr. Manuel Ramón Ruiz Tejada, Presidente de la Suprema Corte de Justicia en Ejercicio del Poder Ejecutivo, desempeñó sus funciones a plenitud y sin limitaciones en su ejercicio, sin que se produjeran presiones del presidente en licencia y realizando una gestión alabada por todos los sectores y fuerzas vivas de la nación. Al cabo de 36 días entregó el mando al Dr. Balaguer y reasumió sus funciones judiciales (1966-1974) "sin que nadie lo señale con el índice en su contra" como muy bien indicó un titular periodístico de la época.

El 12 de enero de 1972 tuvo lugar el enfrentamiento armado del grupo revolucionario conocido como Los Palmeros o Comandos de la Resistencia', contra las intenciones del presidente Joaquín Balaguer de re-instaurar un gobierno similar al recién derrocado régimen de gobierno trujillista en el cual se formó, violando el derecho del pueblo al ejercicio político democrático. El enfrentamiento tuvo lugar en el kilómetro 14 de la autopista Las Américas, Santo Domingo, República Dominicana.

Los Palmeros o Comandos de la Resistencia fueron: Amaury Germán Aristy, Bienvenido Leal Prandy, también conocido como La Chuta, Ulises Cerón Polanco y Virgilio Perdomo Pérez. Este grupo formaba parte de la estrategia de apoyo militar al General Francisco Alberto Caamaño Deñó, líder de las fuerzas opositoras a la intervención militar estadounidense, en sus intenciones de derrocar a Joaquín Balaguer y llevar a cabo una revolución social en el país, también contaba con la membresía a nivel directivo del Lic. Miguel Cocco Guerrero y otros dominicanos que no fueron partícipes de ese combate, pero quienes aún continúan honrando estos ideales, enfrentando hoy día la corrupción administrativa, la falta de fe en el proyecto de Juan Pablo Duarte y a los pseudo-políticos que con sus actos impúdicos, denigran a toda la clase política dominicana, esos que van al estado a servirse de él a todas costas, marginando las posibilidades de nuestro pueblo y a quienes muchos no les vamos a permitir, que con sus hechos reivindiquen la figura de Joaquín Balaguer y menos aún la de Rafael Leónidas Trujillo. Cada año miles de dominicanos conmemoran el 12 de enero como Día de la Lucha Democrática con diferentes actos y actividades enarbolando el lema de Los Palmeros: ...lo que importa no es el número de armas en las manos, sino el de estrellas en la frente...

Durante las elecciones del año 1978, resultó electo Antonio Guzmán Fernández por el PRD. Este se convirtió en el primer gobierno elegido por el voto popular desde 1966. Su mandato se caracterizó por ser uno de los más liberales que había tenido la República Dominicana en décadas y desde el gobierno de Juan Bosch. Su mandato culmina cuando Guzmán se suicida el día 4 de julio de 1982. Fue sucedido por el vicepresidente de turno, Lic. Jacobo Majluta, quien gobernó por 43 días. La elección presidencial de ese año fue ganada por compañero de partido Salvador Jorge Blanco.

Joaquín Balaguer Ricardo

En 1986 retomó el poder Joaquín Balaguer, quien a la sazón tenía cerca de 80 años. En 1990 resultó vencedor Joaquín Balaguer en unas elecciones empañadas por denuncias de fraude. En 1994, Joaquín Balaguer resultó nuevamente vencedor en las elecciones, contra José Francisco Peña Gómez y Juan Bosch, variando el panorama electoral solamente desde el punto de vista de los partidos opositores. Como resultado de las denuncias de fraude, se hizo una Reforma Constitucional recortando el período presidencial a dos años y acordando la celebración de elecciones en 1996.

En 1996, con el apoyo del doctor Joaquín Balaguer y el PRSC, resultó electo el Dr. Leonel Fernández del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el cual llevó a cabo un plan de recuperación económica en la República Dominicana. Este gobierno se caracterizó por el crecimiento económico y la privatización de las empresas del Estado. Además, se restablecieron las relaciones con Cuba y se firmó el Acuerdo de Libre Comercio con Centroamérica, el cual fue la génesis para la firma de DR-CAFTA.

En 2000, Hipólito Mejía ascendió al Poder Ejecutivo por el PRD. Su gobierno estuvo marcado por grandes reformas económicas y sociales, aparte de una descentralización del presupuesto nacional. Entre las leyes creadas en este período se destacan la de Seguridad Social, el Código Monetario y Financiero, Mercado de Valores, Electricidad, Comercio Electrónico, Ley de Policía, Medio Ambiente, Salud, Cámara de Cuentas, Ley de Seguros, Independencia Administrativa y Presupuestaria del Poder Legislativo y Judicial; además, creación de la Provincia Santo Domingo y sus municipios, mayor partida presupuestaria para los ayuntamientos, así como otras leyes. Esto le significó en las elecciones del año 2002, obtener una mayoría congresional y municipal. En este período se levantaron grandes estructuras deportivas para los Juegos Panamericanos de 2003.

Al gobierno del presidente Mejía le tocó negociar el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, principal socio comercial. También promovió diversas medidas comerciales, ("Paquetazo Económico"). Este "paquetazo" estuvo acompañado de una serie de medidas sociales, como ayudas a productores agrícolas, subsidios a la tarifa eléctrica, construcción de calles, aceras, caminos vecinales, etc., así como subsidios a familias pobres cuyos hijos asistían a las escuelas.

No obstante, la inestabilidad económica provocó que muchas empresas de capital extranjero se retiraran del mercado dominicano o simplemente quebraran; la situación era peor en las empresas locales. En el año 2003 la crisis económica se agudizó por la quiebra de tres entidades bancarias cuyos ahorrantes el gobierno trató de proteger.

Leonel Fernández

En 2004, el Dr. Leonel Fernández ganó en las elecciones presidenciales y, al iniciar su segundo mandato presidencial, se esforzó en combatir la crisis económica siendo el principal logro de su gobierno el mantenimento de una estabilidad macroeconómica manifestándose entre otras cosas a través de la reducción de la tasa de cambio del dólar y la posterior estabilidad del mercado de divisas.

La gestión del Presidente Leonel Fernández consistió en diversificar los planes de inversión. Para mejorar el sistema de transporte colectivo de Santo Domingo, se construyó la primera línea del Metro de Santo Domingo, la cual está programada para iniciar sus operaciones a finales del 2008; las principales vías de comunicación hacia los polos turísticos del país están siendo ampliadas; la construcción de nuevas escuelas o la construcción de más aulas, así como la dotación de centros de informática con computadoras modernas e Internet a las comunidades en coordinación con las escuelas, las iglesias o los clubes.

Durante los primeros 4 años de su mandato, logró un crecimiento económico de 2.4% en el 2004, un 9.6% en el 2005, 11.6% en el 2006 y 8.5% en el 2007.[cita requerida]

No obstante, los logros de su administración se han visto empañados por varios escándalos de corrupción como el caso de la Sunland, préstamo suscrito sin aprobación congresional, y el desayuno escolar, donde amplios sectores cuestionaron la calidad del mismo. También cabe señalar el problema de la inseguridad ciudadana, el cual ha alcanzado dimensiones nunca vistas y la penetración del narcotráfico en los estamentos político y militar.

En el año 2008, Leonel Fernández se reelige nuevamente como presidente, venciendo a su más destacado contendor, el ingeniero Miguel Vargas Maldonado apoyado por el PRD, logrando así su tercer período de gobierno (segundo consecutivo) que se extenderá entre los años 2008-2012.

Símbolos patrios de República Dominicana [editar]

En la República Dominicana los principales símbolos patrios son:

  • Bandera de la República Dominicana La Bandera, esta fue confeccionada y diseñada por Concepción Bona y María Trinidad Sánchez durante la época de la independencia y fue izada por primera vez el 27 de febrero de 1844. En homenaje a ella fue creada la Plaza de la Bandera, la cual se encuentra ubicada en las intersecciones de las avenidas 27 de febrero y Luperón.
  • El Escudo, el cual fue creado en la época de la proclamación de la independencia nacional y el único con la Sagrada Biblia en el centro. Desde sus inicios el escudo ha experimentado diversas modificaciones, ya que en la historia dominicana se registran más de 14 escudos. En 1913, Casimiro Nemesio de Moya diseñó el actual escudo oficial del país, y el cual es el vigente.
  • El Himno, el cual es un símbolo importante de la historia dominicana, fue compuesta por Emilio Prud'Homme y la música de José Reyes, este fue cantado por primera vez en 1897, y oficialmente desde 1934.
  • La Constitución, es también un símbolo importante de la patria dominicana, ya que en ella están registradas las leyes del país, y fue oficialmente reconocido el 6 de noviembre de 1844, aunque al paso de los años ha sufrido diversas modificaciones.

Estado [editar]

Artículo principal: Gobierno y política de la República Dominicana

El Palacio Nacional de la República Dominicana

La República Dominicana es una democracia representativa cuyos poderes se encuentran divididos en tres: Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial. El presidente nombra al Gabinete, ejecuta las leyes provenientes del Poder Legislativo y es el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. El presidente y el vicepresidente se postulan bajo la misma candidatura y son elegidos por voto directo cada cuatro años.

El Poder Legislativo está conformado por dos cámaras: el Senado con 32 escaños y el Cámara de Diputados con 178 escaños [1]

El presidente y vicepresidente son elegidos para un período de 4 años. Las elecciones congresionales y municipales son cada cuatro años ulitizando la Segunda vuelta, mediando dos años entre ambas elecciones. Las elecciones son efectuadas el día 16 de mayo, y sufragan el voto las personas mayores de 18 años con el documento nacional de identidad, o Cédula de Identidad y Electoral.

Organización político-administrativa [editar]

Artículo principal: Provincias de la República Dominicana

La República Dominicana está formada por 31 provincias y un Distrito Nacional, en total son 32. Cada una de las provincias tienen su capital o municipio cabecera. Además, la capital nacional, Santo Domingo, se encuentra en su propio distrito: Distrito Nacional.

Provincias de la República Dominicana

Azua
Azua de Compostela
2531,77 km²
208.857

2
Bahoruco
Neyba
1282,23 km²
91.480

3
Barahona
Santa Cruz de Barahona
1739,38 km²
179.239

4
Dajabón
Dajabón
1020,73 km²
62.046

5
Duarte
San Francisco de Macorís
1605,35 km²
283.805

6
Elías Piña
Comendador
1426,20 km²
63.879

7
El Seibo
Santa Cruz del Seibo
1786,60 km²
89.261

8
Espaillat
Moca
838,62 km²
225.091

9
Hato Mayor
Hato Mayor del Rey
1329,28 km²
87.631

10
Hermanas Mirabal
Salcedo
440,43 km²
96.356

11
Independencia
Jimaní
2006,44 km²
50.833

12
La Altagracia
Salvaleón de Higüey
3010,34 km²
182.020

13
La Romana
La Romana
653,95 km²
219.812

14
La Vega
Concepción de la Vega
2287,24 km²
385.101

15
María Trinidad Sánchez
Nagua
1271,71 km²
135.727

16
Monseñor Nouel
Bonao
992,39 km²
167.618

17
Montecristi
San Fernando de Montecristi
1924,35 km²
111.014

18
Monte Plata
Monte Plata
2782,14 km²
180.376

19
Pedernales
Pedernales
2074,53 km²
21.207

20
Peravia
Baní
1329,28 km²
169.865

21
Puerto Plata
San Felipe de Puerto Plata
1856,90 km²
312.706

22
Samaná
Santa Bárbara de Samaná
853,74 km²
91.875

23
Sánchez Ramírez
Cotuí
1196,13 km²
151.179

24
San Cristóbal
San Cristóbal
1265,77 km²
532.880

25
San José de Ocoa
San José de Ocoa
855,40 km²
62.368

26
San Juan
San Juan de la Maguana
3569,39 km²
241.105

27
San Pedro de Macorís
San Pedro de Macorís
1582,46 km²
301.744

28
Santiago
Santiago de los Caballeros
2836,51 km²
908.250

29
Santiago Rodríguez
San Ignacio de Sabaneta
1111,14 km²
59.629

30
Santo Domingo
Santo Domingo Este
1296 km²
1.817.754

31
Valverde
Mao
823,38 km²
158.293

32
Distrito Nacional
Santo Domingo de Guzmán
1401 km²
913.540

Geografía [editar]

Mapa de la República Dominicana

Artículo principal: Geografía de la República Dominicana

El territorio de la República Dominicana comprende la parte oriental (74%) de la Isla de Santo Domingo o Hispaniola, situada en el Mar Caribe, la cual es la segunda isla en tamaño de las Antillas. Su extensión total es de 48.730 km², de los cuales 350 km² están cubiertos por agua. Sus dimensiones máximas son:

  • 390 km de este a oeste (Cabo Engaño a Las Lajas)
  • 265 km de norte a sur (Cabo Isabela a Cabo Beata)

Limita al oeste con la República de Haití (276 km de frontera) y está separado al este de la isla de Puerto Rico por el Canal de la Mona. Colinda al norte con el Océano Atlántico a lo largo de 586 km de costa y al sur con el Mar Caribe en una distancia de 545 km.

Su antípoda es el Océano Índico y la Costa Norte de Australia.

Relieve [editar]

La cima del Pico Duarte

Artículo principal: Relieve de la República Dominicana

El territorio dominicano ofrece un aspecto montañoso en su mayor parte, con cuatro ejes orográficos principales, orientados de Oeste a Este, siendo la Cordillera Central la más importante de la isla, poseedora del Pico Duarte con 3087m, la máxima elevación de las Antillas. Otros sistemas montañosos son la Cordillera Septentrional o Sierra de Monte Cristi, la Cordillera Oriental, la Sierra de Yamasá, la Sierra de Samaná, la Sierra de Baoruco, la Sierra de Neiba y la Sierra Martín García.

Entre esos sistemas montañosos existen grandes valles como el Valle del Cibao, Valle de Bonao, Valle de Neiba o del Yaque del Sur, Valle de San Juan, Valle de Villa Altagracia, Valle de Constanza, Valle de Jarabacoa, Valle de Rancho Arriba, Valle de Río Limpio y Valle de Tireo.

Así como las llanuras costeras del Norte que son: Llano de Bajabonico, Llano de Boba-Nagua, Llano de Puerto Plata y Llano de Yásica. Los del Este Llanos Costeros de Sabana de la Mar y de Miches y Llano Costero Suroriental o Gran Llanura del Caribe; y los del Sur, Llano Costero de Azua, Llano Costero de Baní o de Peravia y Llano Costero de Oviedo y de Pedernales.

Hidrografía [editar]

Lago Enriquillo

Artículo principal: Agua potable y saneamiento en República Dominicana

Las aguas interiores (ríos y lagos) representan el 1.6% del territorio nacional.

Hay numerosas cuencas fluviales, y entre ellas existen algunas que, por el volumen de agua que transportan, las dimensiones territoriales que abarcan y por el uso que se les da a sus aguas, se consideran las más importantes.

Las grandes cuencas fluviales dominicanas son las de los ríos Yaque del Norte, Yuna, Yaque del Sur, Ozama y Artibonito.

Los lagos y lagunas son el Lago Enriquillo y las lagunas Redonda, Limón, Rincón o Cabral y Oviedo.

Entre las principales represas hidroeléctricas están Hatillo, Taveras, Bao, Valdesia, Sabana Yegua, Rincón, Sabaneta, Maguaca, Chacuey, Jigüey y Aguacate.

Clima [editar]

Artículo principal: Clima de la República Dominicana

Lluvia, panorama común en la República Dominicana.

Tiene un clima predominantemente tropical donde las lluvias son abundantes, una temperatura media entre los 25 y 30 °C, con pocas excepciones en regiones con una gran altitud, como en Valle Nuevo, donde la temperatura puede descender hasta 5 °C bajo cero en invierno. El día tiene una duración entre 11 y 13 horas al año, según la temporada.

La estación lluviosa abarca desde mayo hasta noviembre destacándose mayo, agosto y septiembre y, debido a sus lluvias torrenciales, durante esta época se sufren numerosos corrimientos de tierra. Es propensa al paso de huracanes y en promedio ocurre 2 u 3 cada año y una tormenta tropical cada año , e inundaciones.

Territorio marítimo y espacio aéreo dominicano [editar]

La República Dominicana, al igual que los demás países de mundo, tiene plena soberanía sobre una zona del mar circundante, denominada mar territorial que es parte integrante e inseparable del territorio hasta un máximo de 12 millas mar adentro, desde la línea base de la costa, de las cuales la marina dominicana solo tiene cartografiadas apenas unas 6 millas.

La República Dominicana tiene derecho a una zona de 24 millas náuticas para el control fiscal, aduanero y otros, y una zona económica y de investigación científica de hasta 200 millas mar adentro.

La República Dominicana posee plena soberanía sobre la porción de aire denominada espacio aéreo que rodea el territorio nacional, el cual jurídicamente le pertenece al país a una determinada altitud con respecto al nivel del mar.

Cualquier nave o embarcación aérea o marítima debe solicitar previo aviso a las autoridades para poder penetrar o de lo contrario puede ser atacado por la fuerzas de defensa de la República Dominicana.

Evolución geológica [editar]

Artículo principal: Evolución geológica de La Española

El origen geológico de la isla de La Española se remonta a la segunda etapa del período Cretáceo de la Era Secundaria, cuando comenzó el proceso de ascenso de la isla debido al fenómeno de subducción de la placa norteamericana que se incrusta por debajo de la placa caribeña, avistando los primeros vestigios representados por los sistemas montañosos más antiguos.

Al cabo de los períodos Paleoceno, Eoceno, Oligoceno, Mioceno y Plioceno de la Era Terciaria se formaron los demás sistemas montañosos de la isla, formándose un archipiélago compuesto por tres islas alargadas y separadas por dos canales marinos.

En la medida en que seguía el levantamiento de la isla, entre los últimos períodos de la Era Terciaria y el período Pleistoceno de la Era Cuaternaria, surgen los valles y las llanuras costeras de toda la isla y desaparece el canal marino que se extendía entre las actuales bahías de Neyba y de Puerto Príncipe, producto del permanente levantamiento de la isla y al tiempo de surgir todos sus valles y llanuras, ocurre la fusión de las tres islas originales.

En este período desaparece el otro canal marino, dando paso el Valle del Cibao, retirándose también las aguas que ocupaban los espacios de los antiguos lagos, convirtiéndose los valles, lo que permitió la deposición de materiales aluviales apostados por los ríos y arroyos más grandes, y por la misma acción gravitatoria contribuyendo con la formación de abanicos y terrazas aluviales al pie de los sistemas montañosos, dando origen a suelos aluviales, sedimentarios y lacustres de origen marino.

Economía de la República Dominicana [editar]

Banco Central de la República Dominicana

Moneda dominicana

La moneda nacional de la República Dominicana es el peso oro. Su símbolo es RD$ y se divide en cien partes iguales denominadas centavos. De acuerdo con la Constitución del país, la emisión de la moneda nacional es responsabilidad de una entidad emisora única y autónoma, el Banco Central de la República Dominicana, cuyo capital corresponde exclusivamente al Estado dominicano.

La República Dominicana es un país en vías de desarrollo de ingreso medio, dependiendo principalmente de la agricultura, comercio, servicios y, especialmente, turismo. Aunque el sector servicios ha sobrepasado a la agricultura como el principal proveedor de empleos (debido, sobre todo, al auge y crecimiento del turismo y las Zonas Francas), la agricultura todavía se mantiene como el sector más importante en términos de consumo doméstico, y está en segundo lugar (detrás de la minería) en términos de exportación. Las Zonas Francas y el turismo son los sectores de mayor crecimiento. El turismo aporta más de un US$1,000 millones al año.

Luego de la recesión económica durante la segunda mitad de los 80 y principios de los 90, durante la cual el PIB se contrajo un 5 % y la inflación alcanzó un 100%, la República Dominicana entró en un período de crecimiento moderado y de disminuyente inflación hasta el 2002, luego del cual la economía entró en recesión. El PIB se contrajo un 1% en 2003, mientras la inflación se disparó por encima del 27%.

A pesar de un creciente déficit comercial, el turismo y las remesas han ayudado a obtener reservas en moneda extranjera. En la actualidad, las remesas provenientes de EUA, Europa y otros países, constituyen parte de la economía nacional. Las remesas de los dominicanos que viven en Estados Unidos se estiman en unos US$1,500 millones por año.

El Informe Nacional de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD): República Dominicana 2005, establece que este país se ha insertado en la economía mundial de manera social y políticamente excluyente, conociendo tasas de crecimiento económico promedio anual en los últimos años por encima del 5%.

Sin embargo, el carácter excluyente del modelo económico que se ha impuesto, no ha revertido este crecimiento al bienestar de la población. Todo lo contrario, el informe señala que la República Dominicana al año 2002, era el país número 13 (de un total de 177 en el mundo) que menos había aprovechado para mejorar el posicionamiento en el Índice de Desarrollo Humano (IDH). Con esto se puede hablar de un fracaso de las élites políticas de los últimos 50 años en conducir a su población a estadios de bienestar y seguridad. Por igual, el informe deja claramente establecido que el problema de la economía dominicana no es de inserción en mercados, sino de estrategias de competitividad que debieran estar asociados al bienestar de su población.

Una recesión económica que se presentó en 2003, produjo un freno de la economía a causa de fraudes bancarios (más de RD$89,000,000,000, equivalentes a US$4,900,000,000), destacándose el fraude del Banco Intercontinental (BANINTER) (RD$ 55,000,000,000, equivalentes a US$3,100,000,000), más una fuga de capitales. El déficit total ascendió a cerca de los US$7,000,000,000 (RD$125,000,000,000), representando poco más de un tercio del Producto Interno Bruto del 2002. Añadido a esto surgió una especulación respecto a los índices reales, que sobrepasó un 130% en el 2003 con respecto a la moneda nacional, debiéndose ésta a una fuga de más de US$1,500,000,000, y una inflación de cerca del 42%, lo que comprimió aún más el PIB del año 2003, que finalmente decreció un 1%.

La corrupción administrativa generalizada y asociada a estas quiebras, y la acentuación de la crisis del sector eléctrico, causaron un cambio en la economía dominicana que nunca se había visto antes. La magnitud de la crisis hizo colapsar sectores completos de la economía, y se estima, que entre un 12 a un 15% de la población pasó de ser pobre a muy pobre o indigente[cita requerida], significando esto alrededor de dos millones de personas.

La economía comienza a recuperarse, influenciada por medidas regulatorias de la economía que promovía el Fondo Monetario Internacional, tras la firma de un acuerdo Stand-By, cuya gestión había iniciado Mejía hacia el final de su mandato presidencial.

A partir de mediados de 2004, los indicadores económicos muestran mayor estabilidad, destacándose la apreciación del peso dominicano frente al dólar estadounidense y la disminución de la inflación. Aunque a finales del tercer trimestre del 2005 se están manifestando posibles alzas en los indicadores financieros. El dólar estadounidense (US$), ha sufrido fluctuaciones entre los RD$28.75 y RD$32.80 por US$1.00 (previamente, y durante un semestre se mantuvo entre RD$27.50 y RD$28.30 por US$1.00), así como un incremento progresivo de los precios de los hidrocarburos (los cuales ascendieron un 20% en dos semanas llevándolos a niveles nunca antes vistos), y por primera vez desde el año 2004 se previó una inflación positiva.

La construcción, el turismo y las telecomunicaciones se convirtieron en los sectores a la vanguardia en la economía del país. Sin embargo, no hay que olvidar lo sostenido por el Informe Nacional de Desarrollo Humano 2005 del PNUD/RD, cuando señala que el modelo actual de turismo no constituye, a pesar de su vigor, una propuesta sostenible, y que si el mismo "no se modifica, se agota".

Según el citado informe, las externalidades negativas relacionadas con la inseguridad ciudadana, el deterioro medioambiental (que va desde desmonte de áreas protegidas, destrucción de hábitats de especies endémicas, hasta el uso de fuentes de agua para propósito de desechos y destrucción de manglares y de ámbitos marinos), la especulación inmobiliaria, y sobre todo, la exclusión de la población dominicana y su valor agregado al contexto de la actividad turística, son factores de mediano y largo plazo que "harán insostenible en el tiempo esta actividad", más aún con la fuerte competencia que el mismo entraña en el ámbito caribeño.

La administración de Fernández está trabajando para incrementar la capacidad de producción de energía eléctrica, pieza clave para el crecimiento económico continuado, aunque su problema principal no es de generación sino de financiamiento; el sistema eléctrico dominicano es impactado sensiblemente por el robo energético y las bajas cobranzas del servicio. La compañía eléctrica estatal fue privatizada, luego de numerosos retrasos. Tras muchas posposiciones de soluciones de préstamos internacionales (Banco Mundial y otros), la superación del déficit del suministro energético, parece estar aún muy lejana. El Acuerdo de Madrid, mediante el cual el país volvió a comprar las empresas distribuidoras de energía y se planteó a largo plazo el pago de las deudas en el sector eléctrico (al 2015), así como las medidas actuales, son apenas un paliativo a la difícil situación del sector.

Desde 2005, la República Dominicana participa en el acuerdo energético Petrocaribe, a través del cual varios países de la región pueden adquirir petróleo y derivados a Venezuela en condiciones favorables.

Exportaciones a
Importaciones de

País
Porcentaje
País
Porcentaje

Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
87.3 %
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
60.5 %

Bandera de los Países Bajos Países Bajos
1.1 %
Bandera de Japón Japón
10.4 %

Bandera de Canadá Canadá
0.7 %
Bandera de México México
4.7 %

Bandera de Francia Francia
0.7 %
Bandera de Venezuela Venezuela
3.0 %

Otros
10.2 %
Otros
21.4 %

El PIB nominal de la República Dominicana en el 2005 fue de US$29,333 millones de dólares, y de US$3,247 dólares la renta per cápita. El salario mínimo se acerca a los US$240 mensuales.

La economía dominicana es particularmente dependiente de los flujos de capital desde Estados Unidos, representando éste el primer rubro de intercambio comercial (87.5% en las exportaciones hacia el 2000, y cerca de un 61% en las importaciones). Con la firma del DR-CAFTA se prevé que ambos índices se incrementen aún más entre ambos (98% en exportaciones y cerca de un 75% en las importaciones), expresando así una cifra de aproximadamente US$32,000,000,000.

La Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos aprobó el 28 de julio del 2005 el DR-CAFTA, firmado luego por el presidente de EE.UU. el 2 de agosto de 2005. Este acuerdo ha generado opiniones divididas en la población con respecto a si beneficiará o perjudicará a productores locales y a la población en general.

Turismo [editar]

Artículo principal: Turismo de la República Dominicana

Punta Cana, República Dominicana

República Dominicana posee numerosos lugares de interés turístico que son visitados por millones de turistas al año provenientes de Estados Unidos, Canadá, Europa, Latinoamérica, entre otros.

Entre sus principales zonas turísticas están Punta Cana, Bávaro, Puerto Plata, Bayahibe, Sosúa, Cabarete, Río San Juan, Samaná, Las Terrenas, Santo Domingo, Juan Dolio, Boca Chica, Jarabacoa, Constanza, La Romana, Bahía de las Águilas (Pedernales), Barahona, entre otras.

El número de visitantes extranjeros por vía aérea para el 2001 se duplicó con respecto a 1994. En ese período el y para el 2007 el número de habitaciones disponibles llegó a 64,640. De igual forma la llegada de turistas por vía área en el 2007 llegó a 26,943,359.

Infraestructura [editar]

Transporte [editar]

Casi todo el transporte interno se hace por carretera. No existen ferrocarriles en la República Dominicana, excepto los que usan los ingenios azucareros para llevar la caña de azúcar a los lugares de molienda. El Metro de Santo Domingo, el sistema urbano de transporte cual va desde el Centro de los Héroes (en el Distrito Nacional) hasta Villa Mella (Provincia de Santo Domingo).

En la República Dominicana, el transporte de carga dentro del país se realiza por medio de camiones de todos los tamaños a través de carreteras diseminadas por todo el territorio nacional, aunque todas están orientadas, directa o indirectamente, hacia la ciudad capital.

El comercio exterior se realiza por medio del transporte marítimo (el principal) y también aéreo, excepto para Haití, prefiriéndose el transporte terrestre para este país vecino.

Aunque hay varios puertos internacionales en el país, el principal es el Puerto de Haina, próximo a Santo Domingo, en la desembocadura del río Haina, en la provincia de San Cristobal.

Para el transporte aéreo de carga, se usan los aeropuertos internacionales del país. Los principales, en cuanto al transporte de carga, son el Aeropuerto Internacional de Las Américas, próximo a Santo Domingo, y el Aeropuerto Internacional del Cibao, próximo a la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Prácticamente todo el transporte no urbano de pasajeros en el país se hace por medio de autobuses, llamadas guaguas (igual que en las Islas Canarias, Cuba y Puerto Rico). En algunas comunidades de poco tráfico de pasajeros, se usa automóviles y camionetas en lugar de autobuses, así como el transporte en motocicletas, denominados en el país motoconcho. Prácticamente no existe el transporte nacional por el mar, excepto para cruzar la Bahía de Samaná, entre Samaná y Sabana de la Mar.

En el transporte urbano de pasajeros, además de los autobuses de diversos tamaños, en las ciudades principales existen los carros de concho, que son automóviles que circulan por rutas específicas pero se detienen en cualquier punto de esas rutas para dejar y recoger pasajeros. A mediados de 2008, la ciudad capital contará con los servicios del ¨Metro de Santo Domingo¨, que tendrá su primera ruta desde la comunidad de Villa Mella hasta el Centro de los Héroes, al sur de la capital dominicana.

En todo el país, especialmente en las zonas rurales, existen los motoconchos, motocicletas que transportan un pasajero a una distancia relativamente corta. Existen en lugares por donde normalmente no transitan ni autobuses ni conchos.

En las ciudades grandes, existen además los taxis similares a los de otros países pero sin taxímetro por lo que cobran una tarifa determinada por la compañía o por acuerdo con el pasajero, dependiendo de la distancia y el tiempo.

El transporte de pasajeros desde y hacia el exterior se hace sobre todo por vía aérea por alguno de los aeropuertos internacionales del país. Por vía marítima, solamente algunos cruceros turísticos llegan a los puertos dominicanos.

Telecomunicaciones [editar]

En el país existe el servicio de discado directo dentro del mismo, marcando los códigos de área 809 y 829. Varias compañías compiten ofreciendo servicios de telefonía local e internacional, líneas fijas y móviles, discado directo internacional, facsímiles, correo electrónico e internet, videoconferencias, datos, entre otros. El Instituto Dominicano de Telecomunicaciones (INDOTEL) es el organismo competente en esta materia.

Para septiembre de 2007, había 903.336 líneas telefónicas fijas instaladas, en una proporción de 9,9 líneas para cada grupo de 100 habitantes (teledensidad) y con un crecimiento anual de 0.1% (2006).[8]

La telefonía móvil beneficia al 55% de la población (5,8 millones de personas) con un crecimiento anual de 27.1% (2006).[8] Este número elevado se debe en parte a que personas de bajo nivel adquisitivo pudieron en los últimos años acceder a los planes de pago.

En la República Dominicana se registran 287.163 cuentas de internet y 1.646.760 usuarios.[8]

El servicio postal, que cubre todo el país, es de propiedad mixta (privada y estatal). El principal exponente del sector es el oficial Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM).

Demografía [editar]

Dominicanas en carnaval con maquillaje y disfraces de Taínos

Artículo principal: Demografía de la República Dominicana

El último censo realizado en el país, en el año 2002, arrojó una población de 8.562.541 (4.265.215 hombres y 4.297.326 mujeres).[7] Para el 2007, se estima que la población es de 9.584.000 personas.[9]

La mayor parte de la población está formada por una mezcla de descendientes de europeos y africanos representando 73%, 11% es de ascendencia africana , y un 16% son blancos, en su mayoría de ascendencia europea al igual que árabe (libaneses, palestinos, sirios, etcétera). La población taína es inexistente.

Los haitianos son el grupo minoritario más grande. Se cree que hay unos 1,500,000 (o un 14% de la población). Claro esta cifra no es tan exacta, pues no existen datos precisos acerca de la cantidad de haitianos que residen ilegalmente en República Dominicana. Se estima que serían 1,430,000, lo que indica que solamente 70,000 mil haitianos viven legalmente en el país de acuerdo con Human Rights Watch. Muchos de los haitianos son inmigrantes ilegales, otros son nacidos en país y algunos son inmigrantes legales. La Oficina Nacional de Estadísticas estima que la población actual de inmigrantes haitianos es de aproximadamente 1,000,000. Existen también minorías asiáticas mayormente de origen chino o japonés que representan el 1% de la población.

Desde los años 1960, problemas económicos han provocado la migración de muchos dominicanos a Estados Unidos, principalmente a las metrópolis costeras del Este. Los dominicanos son uno de los grupos más numerosos de latinos en Estados Unidos de América, después de los mexicanos, puertorriqueños y cubanos.

Las ciudades mas pobladas de la República Dominicana son Santo Domingo, Santiago de los Caballero, La Romana, San Francisco de Macorís, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, Puerto Plata, La Vega, Barahona, Higüey, Moca, Baní, San Juan de la Maguana y Bonao.

Cultura [editar]

Ilustración del Merengue en una zona rural de la República Dominicana.

Artículo principal: Cultura de la República Dominicana

La cultura dominicana es una mezcla de elementos europeos, africanos y, en menor grado, indígenas.

El idioma oficial del país es el español y en el habla corriente se emplea su forma antillana (español caribeño). Se emplean muchos africanismos, neologismos y extranjerismos, especialmente provenientes del inglés, debido a la presión cultural originada desde los Estados Unidos de América.

Debido a la gran población de haitianos residentes en el país, el uso del criollo haitiano es común, especialmente en las regiones fronterizas con Haití pero es hablado solamente por haitianos residentes, mayoritariamente ilegales, en el país. Las relaciones con Haití y su fuerte africanía han llevado, debido a la historia bélica y diferencias culturales abismales, a un minúsculo ocultamiento del aporte africano a la cultura dominicana que hoy día es cada vez más reconocido.

En Samaná algunos habitantes descendientes de estadounidenses que inmigraron durante la ocupación haitiana hablan inglés con características propias (inglés de Samaná).

En la República Dominicana existe libertad de culto siendo su población predominantemente cristiana y mayoritariamente católica. La primera misa católica en el Nuevo Mundo se celebró en territorio dominicano el 6 de enero de 1493. La mayoría de la población es católica aunque existe una creciente presencia de denominaciones protestantes en el país.

Véase también: Protestantismo en la República Dominicana

Plato típico dominicano compuesto por arroz, carne y habichuelas.

La cocina dominicana presenta las características de una cocina "criolla", de origen africano y europeo pero desarrollada en América. Por eso es similar a la de países de habla latina que circundan al Mar Caribe, aunque con ligeras variaciones desarrolladas en cada región. Ha recibido influencias de otros pueblos y culturas, como es el caso de los inmigrantes de las Antillas Menores ("cocolos"), quienes utilizan el coco en muchos de sus platos.

Entre las fiestas populares que se conocen en el país está el carnaval, que se celebra en muchas comunidades. Incluso existe un Carnaval cimarrón relacionado más con costumbres africanas que europeas. Además, están las fiestas patronales que cada comunidad celebra en homenaje a su santo patrón.

La República Dominicana es conocida por dos ritmos musicales llamados merengue y bachata, los cuales han sido populares desde mediados del siglo XIX.

En 1939, con la llegada de maestros y artistas españoles a República Dominicana como Josep Gausachs, Manolo Pascual y José Vela Zanetti se funda la Escuela Nacional de Bellas Artes, de la cual emergen nuevos artistas: Gilberto Hernández Ortega (1924-1979), Marianela Jiménez (1925), Clara Ledesma (1924), Luichy Martínez Richiez (1928), Francisco Gausachs Aisa (1925) y Antonio Prats Ventos (1928) entre otros.

El organismo oficial para el fomento de la cultura en el país es la Secretaría de Estado de Cultura. La Secretaría de Estado de Deportes, Educación Física y Recreación también tiene que ver con aspectos culturales como los deportes y recreación.

Vea además:

Días festivos nacionales [editar]

Feriados

Fecha
Nombre en castellano
Nombre local
Notas

1 de enero
Año nuevo
Año nuevo
No laborable.

6 de enero
Epifanía
Día de Reyes
Movible.

21 de enero
Nuestra Señora de la Altagracia
Virgen de la Altagracia
No laborable. Fiesta católica.

26 de enero
Natalicio de Juan Pablo Duarte
Día de Juan Pablo Duarte
Movible.

27 de febrero
Independencia Nacional de la República Dominicana
Independencia Nacional
No laborable.

Fecha móvil
Semana Santa
Semana Santa
No Laborable en sector de Educación y en otros sectores es Laborable, excepto el Viernes Santo. Fiesta católica.

1 de mayo
Día Internacional del Trabajo
Día del Trabajo
Movible.

Fecha móvil
Corpus Christi
Jueves de Corpus
No laborable. Fiesta católica. Un jueves en el mes de mayo o junio (60 días después del Domingo de Pascua).

16 de agosto
Restauración (República Dominicana)
Día de la Restauración
No laborable.

24 de septiembre
Virgen de las Mercedes
Virgen de las Mercedes
No laborable. Fiesta católica.

6 de noviembre
Primera Constitución Dominicana
Día de la Constitución
Movible.

25 de diciembre
Navidad
Día de Navidad
No laborable.

Notas:

  • Los feriados no laborables son siempre inamovibles.
  • Si un feriado movible cae en día sábado, domingo o lunes, éste se conmemora en dicha fecha. Si cae martes o miércoles: se conmemora el lunes anterior. Si cae jueves o viernes: se conmemora el lunes siguiente.

Deportes en la Rep. Dominicana [editar]

En República Dominicana el principal deporte es el béisbol, el cual está representado por 6 equipos cuales son:

En el país se ha visto una cierta notoria mejoría en el deporte en los últimos años, principalmente en las áreas de volibol, boxeo, taekwondo, softball, halterofilia, judo, natación, atletismo, handball, tenis de mesa, basketball, incluso se está practicando fútbol, entre otras disciplinas.

Véase también [editar]

Referencias [editar]

  1. a b Moya Pons, Frank (1977). Manual de Historia Dominicana. Santiago: UCMM.
  2. a b Velóz Maggiolo, Marcio (1972). Arqueología Prehistórica de Santo Domingo. Singapur: McGraw-Hill Far Eastern Publishers.
  3. Vega, Bernardo (1980). Los cacicazgos de la Hispaniola. Santo Domingo: Museo del Hombre Dominicano.
  4. Las Casas, Bartolomé de ;(1965). Historia de las Indias (en Spanish). Mexico: Fondo de Cultura Económica.
  5. Parry, J.H.; Sherlock, Philip ;(1976). Historia de las Antillas. Buenos Aires: Editorial Kapelusz, págs. 9.
  6. Oficina Nacional de Estadística. «República Dominicana en Cifras 2006» (en spanish) (PDF). Consultado el 2008-01-27.
  7. a b Oficina Nacional de Estadística. «VIII Censo 2002 Poplación y Vivienda» (en spanish) (PDF). Consultado el 2008-01-27.
  8. a b c «Indicadores Telefónicos de la República Dominicana» (PDF). INDOTEL (Noviembre 2007). Consultado el 30 de diciembre de 2007.
  9. «CIA Factbook: Dominican Republic». CIA Factbook. Consultado el 2007-09-17.

Enlaces externos [editar]

Commons

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Rep%C3%BAblica_Dominicana"

Categorías: República Dominicana | Miembros de la Organización de los Estados Americanos | Miembros de la ONU | Miembros del Parlacen | Deporte de la República Dominicana | Grupo de Río | Historia de la República Dominicana | Geografía de República Dominicana

Categoría oculta: Wikipedia:Artículos con pasajes que requieren referencias